En dos días se llevará a cabo el Super Bowl LIII, evento deportivo organizado por la NFL, el cual es considerado uno de los más importantes del mundo, además de ser también de los más valiosos como marca.

Según datos de Statista, el Super Bowl está cotizado en 663 millones de dólares, cifra que lo convierte en el evento deportivo de mayor valor en todo el globo, por encima de los Juegos Olímpicos y el Mundial de Futbol.

Y al tratarse de un evento de tal envergadura, la colaboración de grandes empresas es fundamental para su promoción, así como para la de la propia marca.

En este sentido, la compañía Visa anunció, de manera oficial y previo al Super Bowl, que ha decidido extender su alianza con la NFL hasta el año 2025. Cabe mencionar que desde 2015, la empresa ha fungido como patrocinador oficial de la National Football League.

Lynne Biggar, vicepresidente ejecutiva y líder global de Mercadeo y Comunicaciones de Visa Inc., mencionó a través de un comunicado emitido por esta compañía que durante todo el tiempo de relación con la NFL, su patrocinio ha evolucionado de manera importante y novedosa, de tal manera que han logrado ofrecer experiencias no solo en términos de entretenimiento, sino también en métodos de pago innovadores valiosos para los aficionados.

Entre las novedades que Visa tendrá para la edición 53 del Super Bowl, a celebrarse el 3 de febrero, destacan los servicios digitalizados. Según la vocera de la marca, para el partido de este año se pondrá a disposición de los asistentes pagos con tarjeta, así como digitales, apoyados en smartphones o un wearable, por lo que se tendrán 30 concesionarios sin efectivo en todo el estadio.

La decisión de prescindir de pagos en efectivo responde no solo a un plan de innovación y experiencia de compra digital para los clientes Visa, sino también a que una cuarta parte de los estadounidenses ya realiza sus pagos mediante vías digitales, por lo que integrar estos métodos de pago resulta, según la vocera, conveniente y novedoso.

Adicional a este servicio dentro del estadio donde se llevará a cabo el Super Bowl LIII, también se podra pagar así en establecimientos participantes, antes de que se realice el partido y durante el juego, además de una serie de actividades BTL como demostraciones interactivas de realidad aumentada.

Durante la edición de 2017, la NFL contó con el patrocinio de 38 marcas, mismas que le generaron un total 1,250 millones de dólares.

Más de 80 dólares gasta un estadounidense durante el Super Bowl

De acuerdo con datos de la National Retail Federation (NRF), el gasto promedio de estimado para este año, a propósito del Super Bowl, se estima en 81.7 dólares por aficionado estadounidense; mientras que un mexicano puede gastar entre 110 y 400 pesos para dicho evento.

Cabe decir que, además de los retailers, bares y restaurantes también son de los negocios que se ven mayormente beneficiados con la realización de este evento deportivo.

 

Puedes consultar:

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL