Hoy en día, concebir el mundo sin Internet puede resultar algo complicado, e incluso imposible. Y dentro de este mundo digital, las redes sociales son actualmente más que una herramienta tecnológica de comunicación e interacción.

Debido a sus características, funciones, alcance y relevancia entre usuarios de Internet, estas plataformas actualmente forman parte de nuestra actividades diarias; desde la revisión de notificaciones, hasta búsqueda de empleo o realizar compras, son solo algunas cosas que un usuario puede realizar cuando entra a una cuenta de cualquier red social.

Solo Facebook, que es la plataforma con más personas suscritas a nivel global, registra 2,234 millones de usuarios, seguido de YouTube y WhatsApp con 1,900 y 1,500 millones, respectivamente.

Redes sociales, en beneficio de la industria de retail

Ante cifra mayúscula sobre la cantidad de personas que usan una o más redes sociales, es necesario que las marcas estén presentes en dichas plataformas, de manera que el medio digital también les otorgue mayor notoriedad y haga de los minoristas, clubes de precio, departamentales y otros retailers, compañías mucho más importantes y novedosas para sus clientes.

En este sentido, es necesario que los punto de venta de diversos formatos cuenten con redes sociales y busquen la forma de generar contenido novedoso, que vaya más allá de una interacción entre marca y usuario.

La Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) señala que un retailer que tiene activas redes sociales tiene la ventaja de difundir contenidos atractivos, sin realizar una inversión tan costosa, como suele suceder con un medio tradicional.

Actualmente, estos medios digitales son excelentes plataformas para vender, o bien para incitar la compra a través de redireccionar al usuario hacia una tienda online, desde Facebook o Twitter, por mencionar ejemplos. Según comScore y UPS, 48 por ciento de los usuarios de social media compra por medio de estas plataformas.

Comunicar promociones, nuevas marcas y productos, así como mantener una comunicación bidireccional con el consumidor y utilizarlas como servicio de atención al cliente, también son razones de peso para apoyarse en redes sociales.

Cuando una persona comparte cierto contenido de un minorista y otra marca en social media, esto ayuda a que el alcance hacia otras personas que aún no son clientes se incremente, lo cual aumenta la posibilidad de impactar a más personas y a que el mensaje genere más conversiones.

Fomentar un sentido de pertenencia, es también otro motivo para usarlas. La empresa Colective Bias realizó un estudio donde analizó la participación de la gente en redes sociales de minoristas. Tras esto, se encontró que aquellos usuarios con más de 10 interacciones en cuentas de Facebook de retailers, gastaban hasta un 95 por ciento más que un cliente promedio.

Cabe decir que, solo en 2017, la industria de retail fue la más popular entre usuarios de social media, según Statista. Solo Walmart de Estados Unidos, al momento cuenta con más de 32 millones de seguidores en Facebook.

 

Puedes consultar:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL