Uno de los problemas latentes de las tiendas de retail es la merma. Ésta se refiere a las pérdidas generadas a raíz de factores como la no rotación de los productos, el mal estado del empaque, la ruptura de envases, el vencimiento de productos, entre otros.

Con el fenómeno de la merma, los retailers registran pérdidas que muchas veces salen de las manos del control de calidad. Lo cual afecta de modo directo en la rentabilidad.

Algunos de los factores que producen la merca pueden ser gestionados.

Las pérdidas en el retail

Para cada perfil de marca se evalúa de modo especial el impacto de la merma, sin embargo hay otros aspectos que generan pérdidas en las tiendas retail.

  • Merma conocida: vencimiento de producto, daños en el empaque, deficiencias en los productos por hongos.
  • Merma desconocida: errores de transferencia, de conteo, de facturación, fraudes, robos

Así, uno de los errores más comunes que producen la merma es cuando el cliente regresa un producto en mal estado porque encontró algún tipo de hongo.

El peligro del hongo o moho

Es más común de lo que se podría esperar, encontrar moho en productos alimenticios, pero también afecta en las paredes, en el calzado, en las prendas de vestir, en los muebles de madera… En casi todo.

Es por ello que las tiendas de retail ponen atención a este problema y se empeñan en darle solución antes de que este tipo de merma tome más peso en su rentabilidad.

La industria minorista podría experimentar una plaga si es que no se atiende el problema.

El problema del moho y generación de hongos puede poner en peligro cualquier tienda, productora, distribuidora y cualquier marca en sí. Por ello se dede de tomar las precauciones necesarias.

Los desecantes, absorbentes, deshumidificadores e impermeabilizantes se han ganado el renombre en la industria pues con ellos se previene y controla la humedad, con ello se pretende ayudar a las empresas minoristas a luchar contra el moho y hongos en todas las etapas, pero más en evitar las mermas, las pérdidas financieras.