Ofrecer el producto deseado siempre ha sido de gran interés para las marcas.

Esto se ha vuelto más importante en la actualidad en la que las tendencias y preferencias por parte de los consumidores puede cambiar rápidamente.

Precisamente, este tipo de cambios son los que, en parte, han impulsado a la personalización.

Como ejemplo se encuentran los cambios en el estilo de vida, creados a partir de los hábitos que los consumidores pueden tener a lo largo del día.

Inclusive, en la actualidad, un mismo consumidor puede tener diferentes estilos de vida que varían dependiendo el contexto en el que se encuentre (como puede ser el trabajo, el hogar, si se encuentra solo o en familia o si es entre semana o en fin de semana).

No obstante, ciertos hábitos permanecen como son los relacionados a los hábitos alimenticios, o a la vestimenta.

En este sentido, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC), por ejemplo, ha reducido hasta en 21 por ciento el contenido calórico de su portafolio para estar acorde a un estilo de vida más saludable, por parte de sus consumidores.

De hecho, actualmente su portafolio incluye marcas de diferentes categorías y que se pueden adaptar a diferentes actividades -dependiendo de los horarios-, como son: bebidas saborizadas, fortificadas, leches, café, bebidas para deportistas, a base de té, agua, a base de semillas, con jugo de fruta, jugos y néctares, y refrescos.

Por supuesto, el estilo de vida no es el único aspecto que influye en la decisión de una marca para entregar un producto personalizado.

Otro factor tiene que ver con ofrecer una experiencia que le permita a un consumidor acceder a un producto único, y a su propio estilo.

La marca de ropa deportiva Nike, por ejemplo, cuenta con un apartado en su página de internet, denominado iD, y en el que es posible que los clientes personalicen sus zapatillas deportivas en cuestión de diseño y color.

Y obviamente la tecnología también ha contribuido a la personalización, puesto que mediante ella es posible que hoy en día una empresa acceda a información precisa de cada consumidor, y que además utilice esta información para regresarlo en una oferta de mayor valor.

En este caso, Netflix es el ejemplo por excelencia, ya que antes de que existiera este servicio, y el uso de algoritmos, elegir una película significaba tener que ir directamente a un centro de video y elegir entre alguna de las opciones disponibles.

Por supuesto, la tecnología no es infalible, y mediante este servicio aún debemos tomar una decisión, pero cuando menos es más sencillo hacer esto basado en nuestras preferencias, que en todo un universo de series y películas.

Al final, todas las anteriores son respuestas de marcas y empresas que han ido un paso más allá para ofrecer diferentes opciones de productos a sus consumidores, como parte de una oferta única y personalizada.

5 razones por las que los consumidores prefieren productos personalizados

5 razones por las que los consumidores prefieren productos personalizados

  • Representan un gran regalo.
  • Les gusta adquirir algo único.
  • Los productos o servicios no ofrecen exactamente lo que desean.
  • Piensan que diseñar algo por ellos mismos es divertido.
  • Les gusta adquirir algo que refleje su personalidad.

Fuente: Statista

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL