Refleja tu fuerza de venta en tus correos electrónicos

La fuerza de venta debe de cuidar el modo en que se comunica vía correo electrónico y también de fomentar los lazos entre marca y cliente

562

Las estrategias de ventas no terminan una vez cerrada la compra. Al contrario, desde ese punto habrá que poner más empeño para reforzar la relación entre la marca y clientes.

Es por ello que la fuerza de venta debe de cuidar el modo en que se comunica así como no perder el contacto.

Los correos que reciben los clientes

Al mantener los canales de comunicación activos, los vendedores prefieren el correo electrónico para darle seguimiento a las ventas, contactos, interés en productos de la marca.

Sin embargo, muchos vendedores incurren en errores al redactar los mensajes. Ahora exponemos algunos que se pueden evitar y así seguir alimentando la comunicación.

  • Presentar a la marca con “Somos la marca más importante del sector”.

Aunque es recomendable dar una imagen de la marca, no se trata de anticipar al cliente o impresionarlo. La idea es escribir directamente el nombre y dejar que la calidad hable por sí sola.

  • Afirmar que con los productos sólo generan ganancias y reducen los gastos.

Hay que hablar sobre las bondades palpables y comprobables, pero no hay que intentar enganchar sin ser concreto o llamar la atención con planes que tal vez no resulten. Tan sólo no se puede afirmar algo así porque no todas las marcas funcionan igual.

  • Incluir Call To Action aburridas como “Dar click aquí para obtener beneficios”.

Hay que ser respuestuosos o si se escribe para dar información, entonces hay que proporcionar lo que estamos ofreciendo. Aunque se invita a visitar la página de la marca, no hay que dejar inconcluso el motivo del correo.

  • Dejar muchas vías de contacto.

La firma del correo ya contiene la información para hacer contacto, así que ya no hay necesidad de repetir los datos.

  • “Te explicaré brevemente…” y a continuación un largo discurso.

De entrada, cada cliente está consciente de que comprar algo implica tiempo para conocer detalles y realizar un estudio para ver si conviene. La fuerza de venta se concentra en los beneficios de sus productos.

Aunque muchos de los puntos descritos con anterioridad son relevantes, se puede hacer una redacción fluida, amigable, cordial y amistosa.