Qué es la publicidad

1695

En estos días he preguntado a mis compañeros de la agencia qué es la publicidad. Hice la misma pregunta a amigos que no tienen nada que ver con la industria y a gente que vive y respira anuncios todos los días: Cada quien tuvo una respuesta diferente.

Le pregunté a mi amigo Wiki, y esto fue lo que me dijo:

“La publicidad es una forma de comunicación que intenta incrementar el consumo de un producto o servicio, insertar una nueva marca o producto dentro del mercado de consumo, mejorar la imagen de una marca o reposicionar un producto o marca en la mente de un consumidor. Esto se lleva a cabo mediante campañas publicitarias que se difunden en los medios de comunicación siguiendo un plan de comunicación preestablecido”.

Después añadió:

“A través de la investigación, el análisis y estudio de numerosas disciplinas, tales como la psicología, la neuroanatomía, la sociología, la antropología, la estadística, y la economía, que son halladas en el estudio de mercado, se podrá, desde el punto de vista del vendedor, desarrollar un mensaje adecuado para una porción del público de un medio. Esta porción de personas, que se encuentra detalladamente delimitada, se conoce como público objetivo o target”.

Desde mi perspectiva, la publicidad es comunicar lo que quieres decir. Antes se centraba prácticamente en leer, ver y escuchar. Leíamos anuncios en revistas, veíamos un comercial en la televisión y escuchábamos anuncios en radio. Con el internet ahora podemos hacer eso y mucho, pero mucho más: leer, escuchar, ver, opinar, comprar, criticar, interactuar, comparar, compartir, seguir, bloquear, buscar, con un larguísimo etcétera, pero al final del día el internet es un medio de comunicación, mas no lo es todo.

Así que debemos estar en varias plataformas de comunicación online y offline, pero con internet o no, la esencia es la misma desde la época de MAD MEN hasta el día de hoy: comunicar, tener algo que decir como marca.

Las reglas del juego han cambiado, pero la esencia de lo que es publicidad, no. Ahora no está en el qué sino en el cómo, esto es, en cómo comunico y marco una diferenciación en el bombardeo de miles de mensajes a los que estamos expuestos. Cada día que pasa la tenemos más canija, hay más jugadores en digital.

Competimos con gente que abre sus perfiles, con nuevas empresas de todo tipo y tamaños originando más mensajes al mismo tiempo donde tú como marca debes destacar. ¿Cómo? En el contenido. Cuando hablo de contenido no me refiero a alimentar un blog con artículos de interés, posteos o vídeos. Un libro puede ser un contenido, un documental, una idea que viva en otros medios no tradicionales.

Me parece que la publicidad debe ser un contenido que entretenga, que genere una reacción, que te haga reír, pensar, llorar o dialogar. Hacer que la gente hable de lo que la marca esté haciendo, en pocas palabras que seas relevante. Hoy las marcas deben dejar de decir y empezar a hacer.

Ver la manera de estar presente en la cotidianeidad de la gente, no cambiar su estilo de vida sino ser parte de éste. Satisfacer necesidades instantáneas, ya sea un like o una respuesta en el momento en que lo pide el usuario. Las marcas deben entender que ser intrusivos es molesto, por eso es necesario llamar la atención sin interrumpir, pues lo que la gente quiere es entretenerse.

En resumen, la esencia de la publicidad sigue siendo la misma, lo que ha cambiado tremendamente es el cómo, y el sin fin de opciones que hay para hacerlo. No importa qué canal selecciones, debes ser relevante. La clave está en hacer publicidad que parezca todo menos publicidad.

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL