Estudiantes de niveles preescolar, básico y secundaria están a escasos días de regresar a clases, por lo que muchos padres ya se disponen a comenzar a surtir listas de útiles escolares. Ante esta temporada importante de consumo, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha comenzado con su operativos de verificación de precios.

A partir del 8 de agosto y hasta el 9 de septiembre, dicha institución supervisará que los establecimientos en todo el país comercialicen sus productos con base en la Ley Federal de Protección al Consumidor, de tal forma que todos los productos puestos a la venta cumplan con las normativas establecidas por la procuraduría, además de cerciorarse de que cada retailer y proveedor respete los precios, promociones y ofertas anunciadas, y con ello garantizar que la economía y derechos de los clientes no resulten afectados con malas prácticas.

Papelerías, librerías, venta de uniformes, zapaterías, tiendas especializadas en equipo de cómputo, telas, autoservicios papeleros, puntos de venta departamentales y de autoservicio, tiendas de ropa y artículos escolares, servicios educativos, mercerías, ópticas entre otros serán los tipos de retailers que la Profeco vigilará durante dicho periodo de tiempo.

Adicional a estos establecimientos, la procuraduría también supervisará a escuelas privadas de todos los niveles educativos, así como estacionamientos públicos ubicados en las zonas aledañas a estas instituciones escolares y los que se encuentran cerca de zonas comerciales de mayor afluencia.

Conforme a la Ley Federal de Protección al Consumidor, se vigilará que los proveedores no solo exhiban precios y tarifas, sino también que los respeten, al igual que las promociones sugeridas y que haya entrega de comprobantes.

Así mismo la Profeco se encargará de garantizar que la información que se brinde al consumidor sea clara y veraz, se respeten términos y condiciones, garantías ofrecidas y que no exista un condicionamiento de venta de productos, bienes y servicios.

De presentarse alguna anomalía o irregularidad que atente contra los derechos de los clientes, la Profeco impondrá las medidas necesarias conforme a la mencionada ley, y de ser requerido, impondrá el cese a la venta de artículos escolares de aquellos establecimientos que incurran en malas prácticas.

Para aquellos clientes que no hayan recibido una promoción prometida o cualquier otra irregularidad, la procuraduría atenderá quejas vía telefónica a los números 55688722, en la CDMX y área metropolitana, así como en el interior del país al 01 800 468 8722, sin costo. También se podrán comunicar mediante su cuenta oficial de Twitter @AtencionProfeco y Facebook: ProfecoOficial.

También se pueden comunicar a través del correo electrónico [email protected] y por WhatsApp a los números 55 80780488, 55 80780485 y 55 80780344.

Según datos del Departamento de Investigación de InformaBTL, 55.7 por ciento de los padres en México consideran la calidad de los productos como el factor principal, al momento de surtir las listas de útiles escolares, seguido del precio (42.8%) y en tercer lugar la marca (4.5%).

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL