Uno de los elementos sensoriales más importantes para crear una atmósfera agradable y predisponer e influir al shopper en PDV es la música.

Tener un playlist adecuado, con un nivel de audio correcto y que haga la estancia del cliente una experiencia agradable es una estrategia de marketing sensorial que ayuda a los retailers a dar una experiencia única, que invite al cliente a volver.

De acuerdo con Retail Week, aproximadamente el 75 por ciento de los shoppers consideran que la música es un elemento fundamental y apreciado en sus visitas a retailers, ya que les hace más agradable su recorrido, así como su espera en cajas de pago.

La música es una manera eficaz para hacer de la visita de un cliente al PDV, un momento único, que contribuye a la optimización de la experiencia de compra.

No obstante, es necesario que cada minorista sepa qué puntos debe considerar para hacer la correcta selección musical, como los presentados a continuación.

  • Define los estilos o géneros que más se adecuen a la imagen de marca, así como a la atmósfera que se busca generar.
  • Considera el día y hora de la semana para la selección y reproducción de pistas musicales.
  • Elige la música y su volumen, en base a los productos o servicios que se ofrecen, así como el tipo de compra que quieres que el cliente realice, es decir, si se desea promover una adquisición meditada o por impulso.
  • Invierte en los sistemas de reproducción que garanticen una buen sonido, y en consecuencia, la permanencia prolongada del cliente en PDV.

Efectos en el shopper que benefician al PDV

Una correcta selección musical hará que el retailer tenga clientes cautivos y contentos al interior de la tienda, que al permanecer más tiempo predispondrán al cliente a comprar más.

¿Qué sucede en el shopper cuando escucha música mientras está en un PDV?

  1. Remite a momentos o experiencias vividas: si un cliente escucha en una tienda una canción que le remita a una experiencia agradable, es posible que se quede más tiempo en el establecimiento y se sienta motivado para comprar, sin que haya entrado con la intención de hacerlo.
  2. Aumenta las emociones positivas en el target: a nivel cerebral, la persona puede generar más hormona de la felicidad, por lo que estar contento hará que el cliente se sienta bien y quiera comprar más.
  3. Transporta a los clientes a otros lugares: un experimento de la Universidad de Leicester mostró que un 77 por ciento de los consumidores que compraron vino francés fue porque las tiendas donde los adquirieron usaron de fondo música francesa.
  4. Hace que las decisiones sean emocionales, más que racionales: la famosa frase “déjate llevar” aplica también cuando hay música en retailers. Estar ante un fondo musical hace que el shopper no analice tanto sus decisiones de compra, por lo que la compra se hace más emocional que reflexiva.
  5. Un volumen muy alto ahuyenta al cliente: aun cuando se trate de una tienda destinada a un target joven, es importante que se tenga un volumen adecuado que atraiga al cliente, porque de lo contrario puede alejarlo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL