En 2018, las tarjetas de crédito y métodos de pago en línea impulsaron las compras en línea en la mayoría de los mercados a nivel mundial. En ese mismo año, el 62 por ciento de los hogares en Estados Unidos utilizaron tarjetas de crédito, en comparación con el 60 por ciento de 2017.

Sin embargo, no es el único método de pago preferido por el consumidor estadounidense. Al respecto, los resultados de la encuesta Vantiv/Socratic Consumer Survey Partnership – Sept/Dec 2017 de Socratic Technologies, muestran los métodos de pago utilizados con mayor frecuencia en Estados Unidos en 2017, por generación. Los resultados de la encuesta revelaron que el 39 por ciento de los millennials usaron tarjetas de débito para pagar las compras en 2017. En este sentido, la generación Z es quien hace mayor uso de efectivo (31 por ciento). Mientras que los retirados son quieren hacen el mayor uso de las tarjetas de crédito (42 por ciento), así como los pagos automáticos (10 por ciento) En tanto, los pagos mobile wallet son utilizados principalmente por los jóvenes de la generación Z; comparado con el uso de cheques de los Boomers (8 por ciento).

Por el contrario, los métodos de pago como las transferencias son usadas principalmente en compras B2B. Al respecto el reporte 2018 B2B Payments & WCM Strategies Survey Report de Strategic Treasurer, muestra los métodos de pago B2B preferidos en América del Norte durante 2018. En esta encuesta, el 54 por ciento de los encuestados dijo que su método de pago favorito eran las transferencias bancarias, mientras que el 41 por ciento de ellos dijo que pagar con cheque era el menos favorito.

En contraste, el reporte Payment Methods Report 2018 de Payment Methods Report 2018, muestra la participación total de los métodos de pago en Reino Unido (Reino Unido) en 2018. Según la fuente, la mayoría de los pagos en el Reino Unido (52 por ciento) se llevaron a cabo utilizando tarjetas. Esto fue seguido por los monederos electrónicos con 27 por ciento. Sólo el cuatro por ciento de las transacciones de pago en Reino Unido se llevaron a cabo con una transferencia bancaria.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL