Una manera efectiva de ganar la preferencia de un consumidor y que se mantenga una relación por tiempo indefinido, es mediante promociones, y los meses sin intereses son una técnica crucial para ello.

Entre los diversos beneficios que esta promoción da a un retailer es que, dado que hay un contrato donde el cliente se compromete a efectuar pagos diferidos, la relación comercial con el cliente se prolonga, además de que las instituciones financieras se ven retribuidas con esta acción debido a la emisión de tarjetas de crédito para que un cliente pueda acceder a dicha promoción.

En México, los consumidores tienen a los meses sin intereses como la tercera promoción favorita, tanto en el canal offline como online, con un 33.6 y 35.2 por ciento, respectivamente, además de que los shoppers de la generación millennial son los más asiduos a esta promoción, según resultados de la encuesta “Hábitos Financieros en Línea 2017, realizada por la agencia TNS, en colaboración con American Express y Google.

Por una compra y gasto responsable

Si bien los meses sin intereses pueden sacar de un apuro a los clientes, de no contar con una buena administración y manejo del capital disponible en una tarjeta de crédito, puede volverse un dolor de cabeza y convertirse además en un adeudo que demandará más dinero del invertido en un inicio.

Para evitar un mal momento, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) sugiere las siguientes 7 medidas a tomar para que esta promoción sea un aliado, y no un enemigo.

  • Analiza tu compra: en esta fase inicial viene bien preguntarse si vale la pena comprar cierto artículo bajo este método de pago, y si contarás con el monto necesario para emitir pagos futuros.
  • ¿Podré pagar en tiempo y forma?: aunque son pagos a corto y mediano plazo, es necesario que prevengas gastos adicionales que no puedes omitir, como el pago de impuestos. Distribuye eficazmente tus ingresos entre cada pago que debes hacer.
  • Compara precios antes de comprar: como en otras promociones, al tratarse de una compra a meses sin intereses también debe haber una previa comparación de precios, de tal forma que la decisión tomada sea la más conveniente para ti.
  • Adquiere bienes duraderos: procura hacer uso de esta promoción cuando se trate de productos duraderos como muebles o electrónicos, y con esto evites que tu deuda dure más que el bien que compraste.
  • No omitas fechas de pago: aunque la consigna sea “sin intereses” lo cierto es que si hay un atraso en la emisión de pagos, el banco o la tienda cobrará recargos, lo que hará que termines pagando más.
  • Revisa la validación de la promoción: al momento de firmar un voucher, cerciórate de que la cantidad que aparece es la estipulada al inicio y que coincide con la copia que te entrega el comercio, además debe especificar que la compra fue a meses sin intereses, pues si firmas el voucher sin que éste lo diga, no podrá hacerse algún reclamo.
  • Procura liquidar tu deuda antes: siempre es mejor pagar la deuda antes de la fecha establecida y así dejar de preocuparte; de no ser posible, recuerda no atrasarte para evitar multas.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL