Diariamente convivimos en un entorno social donde ser “friendly” es una tendencia creciente, que siguen las marcas para tener una mayor aceptación por parte de los consumidores y lograr mejor posicionamiento en el mercado.

Datos del estudio Tendencias de Consumer Engagement 2018, arrojaron que los consumidores son cada vez más sofisticados y buscan alinear sus necesidades y estilo de vida a una atmósfera green brands, adoptando productos y servicios de quienes juegan de lado de la sustentabilidad.

Los millennials, son la generación más preocupada por el medio ambiente, donde 6 de cada 10 se manifestó a favor. Su forma de adoptar hábitos ecológicos es sumando la sustentabilidad a su estilo de vida al adquirir productos o servicios que les permitan proyectar que están realizando acciones por el planeta.

En México, el 50 por ciento de los consumidores prefiere adquirir productos Eco Friendly, de acuerdo con la Consultora Kantar TBS, por lo que las marcas están adoptando modelos sustentables y tecnologías ecoeficientes, con el objetivo de elevar su compromiso con los clientes.

Dentro del Ranking de Marcas con Responsabilidad Social, del Monitor Empresarial de Reputación Corporativa (Merco) destaca la Industria Mexicana Coca-Cola (IMCC), que de acuerdo con su último reporte anual IMCC: Comprometidos contigo, durante 2017 logró devolver a la naturaleza más de 100 por ciento del agua que utiliza en sus productos.

También destacó que el año pasado, cinco plantas embotelladoras, del total de la compañía, trabajaron con electricidad 100 por ciento renovable y a la fecha, 42 por ciento de la energía que se utiliza proviene de fuentes renovables.

Dentro del mismo ranking, Cemex destacó por fomentar el uso eficiente de las materias primas, el aprovechamiento de energías renovables y la regeneración de áreas forestales, a través del uso de combustibles alternos, la protección y restauración de los recursos naturales y la biodiversidad.

Por otro lado, Genomma Lab trabajó durante 2017 en diversas iniciativas para mejorar su desempeño en la generación y tratamiento de residuos, con el afán de tomar acciones en torno al cambio climático bajo la premisa de “medir es el primer paso para mejorar”.

De acuerdo con el Centro Mexicano de la Filantropía (Cemefi), actualmente el 70 por ciento de habitantes de todo el mundo está dispuesto a pagar más por los productos o servicios que proporciona una empresa que apuesta por conseguir un impacto social.

En este sentido, los consumidores buscan más oportunidades eco friendly que puedan integrar a sus actividades cotidianas como transportarse en bicicleta, patines, patinetas, vehículos eléctricos. Creación de espacios y azoteas verdes (en casa u oficina). Planes de reforestación y limpieza colectiva, separación de residuos, iluminación ecológica y calefacción solar, entre otros.

Adoptar un estilo de vida sustentable a través del consumo responsable fomenta el compromiso de las marcas hacia su público y el medio ambiente.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL