Aun cuando el inicio de un nuevo año sugiere nuevos propósitos y metas para una marca, mantener la preferencia del consumidor, incrementar el alcance, seguir innovando en beneficio del negocio y el target, así como crear relaciones a largo plazo, son objetivos que prevalecen siempre, mismos que pueden conseguirse a través de una estrategia de marketing de contenidos.

Por medio de la creación de contenido bajo diversos formatos, una empresa puede no solo retener a sus clientes y causar en ellos un mayor interés en sus novedades, sino también le da la capacidad de atraer a otros posibles consumidores.

Por ejemplo, cuando una marca busca hacer mercadotecnia B2B, el content marketing es una buena forma de acercarse a un prospecto, informarle datos relevantes sobre la compañía, mostrar los beneficios de aliarse, sin verse intrusivos.

Solo en América Latina, 37.6 por ciento de las empresas sí poseen una estrategia de marketing de contenidos, y un 32.7 por ciento de ellas asegura que ésta sí influye en el resto de sus acciones de mercadotecnia.

Tendencias en contenidos para este año

Por sí solo, el marketing de contenidos fue el año pasado no solo una tendencia, sino una estrategia clave que, según líderes de marca y agencias BTL, se mantendrá durante varios años, dados sus beneficios y relevancia que ha tomado entre los consumidores.

Y para que este año la creación de contenidos se mantenga como una acción eficaz, a continuación se enuncian algunas tendencias para dicha estrategia BTL.

  • Elección adecuada del formato: además de cuidar el contenido, gran parte de su éxito radica en el formato y medio seleccionados, mismos que se podrán definir considerando el tipo de audiencia, objetivos, tendencia en consumo de contenidos, entre otros factores.
  • Mayor atención a la estrategia: según el Content Marketing Institute, un 65 por ciento de los especialistas en mercadotecnia sí cuentan con una estrategia de contenidos documentada, lo cual ayuda a que las acciones realizadas sean las correctas y deriven en resultados esperados. Para ello es necesario precisar objetivos particulares en cada campaña de contenido, a fin de tener un histórico sobre lo que ha funcionado, cómo se ha hecho, a fin de ejecutar estrategias más viables.
  • Contenido de calidad=más tráfico y posicionamiento: si el contenido es de calidad, relevante, útil y atrae, podrá ayudar a elevar el tráfico web, así como darle a la marca un mejor posicionamiento frente a su competencia.
  • Transmisiones en vivo y videos: de acuerdo con Animoto, 65 por ciento de los consumidores realizan una compra después de ver contenido audiovisual de una marca en redes sociales. Es importante que los video formen parte de la estrategia, ya que su dinamismo y las historias y datos que se pueden mostrar resultan llamativas y agregan valor al consumidor.
  • Curaduría del contenido: al ser una acción de marketing de suma relevancia, la saturación de contenido es algo inevitable; para esto es conveniente realizar una curaduría del mismo para que la información ofrecida sea de calidad, interesante y logre así diferenciarse del resto.
  • Storytelling: historias que emocionen, que sean familiares y atractivas para las audiencias, que dejen una enseñanza y sepan relacionarse con la marca, también será una tendencia que incluso se ha visto en festivales de creatividad publicitaria a nivel mundial.

 

Te puede interesar:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL