Dentro de la variedad de disciplinas propias del Below The Line, la organización, planeación y ejecución de eventos es una de las que generan mayor expectación en el público, además de ser una de las favoritas de las marcas.

Al término del año pasado, la inversión destinada al event marketing en México fue de 12,450.9 millones de pesos, es decir, 24.3 por ciento de los 51,879 millones de pesos que en total se invirtieron en la industria BTL, además de ser el segundo servicio más ofertado por agencias en el país.

Seminarios, congresos, conferencias, exposiciones, ferias, convenciones, presentaciones de producto y festivales son algunos de los tipos de eventos que una marca, de la mano de un proveedor puede desarrollar con fines específicos de promoción.

Tendencias en eventos

Si bien un festival es muy diferente a un seminario o convención, hay ciertos elementos o tendencias que convergen en la gran mayoría de los eventos, y más ante la exigencia de las audiencias por recibir experiencias memorables, lo cual es ideal para las marcas que tienen, como uno de sus objetivos principales, motivar una conexión emocional con sus audiencias.

En este sentido, Eventbrite y Global Meet and Events Forecats de American Express sugieren las siguientes tendencias.

  • Conveniencia: es decir, que el lugar donde se efectúe un evento tenga cerca rutas de fácil acceso, como carreteras, aeropuertos, hoteles aledaños y otros puntos que les hagan sencilla su llegada y salida y así optimizar tiempos.
  • Locaciones no tradicionales: museos, plazas, establecimientos no muy utilizados, salones, entre otros recintos cerrados o al aire libre son algunos de los sitios que pueden funcionar para mejorar la experiencia al tratarse de lugares poco habituales para hacer un evento, pero que seguro son atractivos para los asistentes.
  • Uso de nuevas tecnologías: la realidad virtual por ejemplo, es una de las más requeridas en eventos de distinta índole; así el momento vivido se maximiza, al igual que las emociones experimentadas.
  • Transmisiones en vivo, vía streaming: César Monzón, Digital Business Manager de Sony en México y Latam mencionó en entrevista que, gracias a este tipo de recurso, una marca puede incrementar la interacción en redes sociales, al igual que el awareness y preferencia por la firma.
  • Activación de patrocinios: fungir como patrocinador en un evento permite desarrollar otras acciones de marketing a la par, como activaciones, merca directa, entrega de artículos promocionales, entre otras.
  • Desarrollo de apps móviles del evento: crear aplicaciones que muestren horarios de presentaciones de bandas y el escenario donde estarán, que permitan seleccionar las agrupaciones de interés y emitan alertas cuando estén próximos a salir al escenario, contenido informativo sobre el evento, entre otro tipo de dato optimiza aun más la experiencia.
  • Acciones sustentables: aplicar acciones de economía circular como la creación de vasos temáticos, hechos a base de cascarilla de cebada o con materiales compostables, es una tendencia que ha sido bien recibida que, a su vez, aportan valores agregados al consumidor, mejoran el branding, ayudan al medio ambiente y hacen que los asistentes se sientan identificados con la marca.

Otro aspecto que, más allá de ser tendencia es un factor clave e indispensable en todo evento, es la seguridad para todos los asistentes. Al respecto, Fernando Famanía, Co-Ceo de la agencia Ifahto mencionó en entrevista que, en México a diferencia de otros países, es un elemento poco cuidado que debería ser prioridad para marcas y proveedores para garantizar no solo la buena ejecución, experiencia y resultados del evento, sino también para salvaguardar la integridad de todos y cada uno de los asistentes.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL