Las actividades del marketing BTL cada vez más se han ido convirtiendo en una pieza esencial de la estrategia de las marcas. Sin embargo, se cuenta con pocas agencias que se deciden a romper esquemas, con medios capaces de crear experiencias dignas de recordar.

Una de las estrategias que más genera recordación son los eventos de marketing, patroconar conciertos, eventos, ofrecer conviviencias, exponer en una feria; son sólo algunos ejemplos del event marketing como medio de posicionamiento.

Ante la diversidad de actos presenciales de una marca que se pueden llevar a cabo, los parámetros a rebasar se queda en el área de los organizadores, pues son ellos los que deben decidir cuál es mejor opción para su marca.

Acudir para actualizar o para conocer

Cada evento de marca posee sus características particulares, lo cual hace vital conocer sus diferencias, virtudes y objetivos.

Antes de elegir uno de los modelos, se tendrá que establecer las funciones concretas. De momento, sólo se exhiben las diferencias entre el congreso de marketing y el seminario.

Congreso

Se trata de una reunión que se efectúa de manera periódica, en ella se reúnen diversos miembros o marcas pertenecientes a un mismo gremio, especialización, asociación, etcétera.

La duración de un congreso puede variar, desde un par de días hasta una samena. Su objetivo principal es ponerse al tanto sobre las novedades que se desarrollan alrededor de una temática a la que se dedican los asistentes.

Seminario

Es una reunión de carácter más educativo que ilustrativo. Durante los seminarios se imparten cátedras, se genera conocimiento para las marcas y sus representantes. El objetivo es mejorar su formación, especialidad.

Por lo regular se organiza en grupos reducidos, no más de 50 personas. La duración media entre sólo dos días. Los seminarios requieren de un grupo de expertos para impartir las cátedras.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL