Los esports o deportes electrónicos, se refieren a la competición de índole profesional y a través de dispositivos digitales. Así es, jugar videojuegos a modo de competencia, ya es un deporte e incluso múltiples entidades de negocio, remuneran muy bien a este tipo de deportistas.

Actualmente, muchas personas se preguntan qué es lo que vuelve diferentes a los esports, de los deportes tradicionales. La respuesta está en que las nuevas generaciones tienen un vinculo particular con la tecnología y sus derivados, por lo que este nuevo deporte electrónico, representa una excelente oportunidad para este sector.

Al respecto, Guillermo Garza Montes de Oca, director de marketing en la Federación Mexicana de Esports, señaló en el marco del Below The Line Conference 2019, que esta actividad se clasifica como un deporte porque en efecto, es una competencia entre dos personas talentosas, tal como en el ajedrez y tal como en el futbol.

Del mismo modo, el especialista señala que este tipo de contenidos digitales, son capaces de generar tantos ingresos como el SuperBowl y ante la inmejorable respuesta que tienen, se están creando múltiples recintos especialmente para los jugadores. Estas arenas no cuestan más de 10 millones de dólares y podrían recibir a más de 3 mil personas.

Por otro lado, Guillermo Garza reporta que los deportistas de esports, se retiran aproximadamente a los 26 años, ya que los reflejos no son los mismo y hay personas más jóvenes y con mayor conocimiento que ellos.

Esports en México

Hoy en día, México es el país número 39 en ganancias, con 340 jugadores que pueden decir que ya hicieron dinero de este deporte, contando con la posibilidad de recibir hasta 11,900 dólares anuales. No obstante, existe un significativo problema que surge a partir de que la gente que sabe de deportes no sabe de negocios, mientras quienes saben de negocios no sabe de deportes.

Mientras tanto, en cuanto a la demanda de estos juegos, se ha registrado que Call of Duty tuvo 300 millones de descargas tan solo en octubre del 2019, justificando el valor del mundo de los videojuegos, que actualmente es de 152 millones de dólares.

Así mismo, se prevé que las olimpiadas de Francia, descarten el beisbol, que ha reportado una baja en audiencia, con el fin de poder integrar estos esports.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL