¿Le concediste permiso a algunas apps para usar tu cámara o imágenes? Esto te interesa

Si bien hay algunas empresas que obtienen datos para remarketing, otras simplemente los toman sin consentimiento

552

El manejo y utilización de los datos por parte de las empresas, si bien ha sido de gran ayuda en tomas como el comercio electrónico y el marketing directo, también ha provocado una cierta paranoia sobre si las empresas e incluso las mismas computadoras nos espían para recabar nuestra información para fines que no hemos autorizado. ¿Qué tan de cierto es esto? ¿Qué tan posible es? Justo en las siguientes líneas hablaremos un poco sobre este tema.

Sí, en el mundo digital, los datos del usuario son susceptibles de ser tomados. Sin embargo, de acuerdo con las disposiciones legales de, al menos, la mayoría de los países, las personas aceptar que así sea y las empresas, por su parte, evitarán utilizar información sensible (por ejemplo, la ubicación de alguien en todo momento o algún padecimiento de salud).

Sin embargo, y seguramente la han pasado a casi todos los internautas, se habrán percatado que, cuando buscan un artículo o cotizan un viaje, los banners de los sitios que visitan posteriormente tratan precisamente sobre aquello que se quería encontrar.

Esto es bastante normal. Hay sitios web que le piden a los usuarios su autorización para trabajar con coockies, de tal modo que se recaban algunos de sus datos, para posteriormente mandarle anuncios personalizados en la red de anuncios de espacios como Google. A esto se le conoce como remarketing.

Pero hay veces que los usuarios descargan ciertas aplicaciones y, una vez que se usan, comienzan a pedir permisos para utilizar la cámara del celular, hacer capturas de pantalla o acceder a las imágenes del usuario. Sin embargo, hay ocasiones que estos permisos son utilizados maliciosamente de tal modo que estas apps toman fotos y secuencias cortas de video sobre lo que ve o hace el usuario en su celular.

Esta información es utilizada, sin el consentimiento del usuario, para mandarle anuncios en otras aplicaciones o en sitios web. Esto genera la sensación de que la gente está siendo espiada e implica un robo de datos.

Sin embargo, al menos de momento en Europa, el Reglamento General de Protección de Datos Personales de la Unión Europea busca que las personas estén más conscientes sobre la utilización de su información, además de que las empresas sean más responsables con ella.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL