Una de las ideas que constantemente los expertos en consumo y retail ponen sobre la mesa es el futuro del sector en México. Los directores de marca, por su parte, se encuentran en la búsqueda incesante de agregar valor al consumidor en el momento de la verdad, frente al anaquel.

Sin duda, uno de los canales más importantes del sector en México son las tiendas tradicionales, principalmente porque son canales de compra que destacan por su cercanía al consumidor, además son negocios que en determinadas zonas geográficas brillan por su conveniencia y personalización del servicio al cliente.

Sin embargo, es uno de los sectores que se encuentra en alerta ante la innovación imparable de la industria, y sino evolucionan no hay duda que su permanencia en el mercado mexicano se extinguirá.

De acuerdo con Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), dos millones de personas en promedio se autoemplean en estos negocios, además alrededor de cinco millones viven de esto, y 50 por ciento del abasto nacional se hace por este canal. En suma, cabe señalar que son las microempresas más comunes en México.

En ese sentido, una gran mayoría de las tiendas tradicionales tienen su mayor debilidad en su principal cualidad, la conveniencia. Es decir, hoy en día el consumidor no desea dedicar tiempo, dinero y esfuerzo para localizar los productos, evaluarlos y adquirirlos. Actualmente, los consumidores exigen la máxima disponibilidad y rapidez de las compras, y en muchas ocasiones las tiendas tradicionales encuentran en este factor uno de sus mayores retos.

Es urgente que la tiendas tradicionales comiencen a analizarse a sí mismas y detectar si su oferta es compatible con las necesidades del mercado actual.

Al final, una gran ventaja que tienen es la confianza del consumidor. El uso de estrategias BTL puede convertir los canales tradicionales, en experiencias significativas para el consumidor. Según datos de EMI & Mosaic, 65 por ciento de las marcas encuestadas señalaron que las experiencias de marcas están directamente relacionadas con las ventas. De modo que, explorar acciones que ofrezcan una experiencia, sin duda, puede ser una salida muy beneficiosa para las tiendas tradicionales en México.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL