La profunda búsqueda de lo saludable y lo sustentable

51
Fabian Ghirardelly columnista InformaBTL
Fabian Ghirardelly columnista InformaBTL

Es innegable que estamos cada vez más preocupados por nuestra salud y la del planeta, aunque vemos en México que a muchos les está costando ocuparse de manera concreta respecto a estos temas. No importando el nivel de evolución que estemos mostrando, claramente las marcas deben preocuparse y ocuparse de estos temas, ser totalmente protagonistas en estas temática.

A nivel mundial, el mercado de la salud y la belleza está siendo impulsado por productos más naturales puesto que los consumidores están buscando activamente salud y bienestar. Estas tendencias se desarrollan a través de dos grandes activos de marca: ingredientes naturales del producto en sí, así como una función “protectora” contra algún problema de salud puntual (como estrés mental, por ejemplo).

En este sentido, en Asia se piensa que la belleza viene desde dentro. Un claro ejemplo es China donde dos tercios de los consumidores creen que para tener belleza, se debe tener un cuerpo sano. 67% de los consumidores chinos prefieren los cosméticos con ingredientes naturales y 55% están adoptando por una dieta más saludable.

En Estados Unidos la tendencia es similar. Los consumidores creen que el estilo de vida afecta de manera considerable la belleza física por lo que importantes marcas, además de promover sus productos, impulsan consumir una dieta saludable. Más exigentes, los coreanos, exigen a sus productos una certificación del Environmental Working Group (EWG) u otra organización similar antes de considerar sus compras como “virtuosas”.

En Bebidas se añade bienestar a la vida a través de productos funcionales, a los cuales se les suman beneficios que naturalmente no tiene el producto. Por ejemplo, en Gran Bretaña se ha comercializado un té que mezcla versiones herbales, verdes y frutales y que incluye el 50% del consumo de vitaminas necesarias en un día. En India hay una bebida donde se incluyen 31 vitaminas y va dirigida para los niños, que en un solo vaso cumplan gran parte de su necesidad vitamínica del día. Incluso hay un refresco de limón en Japón que tiene el equivalente en vitamina C a lo que proveen 80 limones.

En los mercados que abarcan China y Francia, un número creciente de compradores están buscando productos que omiten sustancias perjudiciales para la salud del medio ambiente o del individuo.

En Francia, los fabricantes están optando por la Ecolabel Europea, una promesa regulada por el gobierno de que cualquier producto que lleve su sello sea respetuoso con el medio ambiente y de buena calidad.

Esto ha abierto oportunidades para las marcas locales más pequeñas que pueden utilizar su tamaño como una ventaja para irrumpir en el mercado con alternativas no tóxicas. Las marcas que se están sumando a esta tendencia crecieron a doble dígito el año pasado en países asiáticos y europeos.

Esta tendencia hacia la limpieza sin contaminar – para la familia y para el planeta – es cada vez más difícil de ignorar. Y a la que deberíamos de sumarnos cada vez más. Justo se ha estado hablando mucho del cuidado del planeta en estos días, y realmente hay que cuidar de él, es nuestro futuro y el de nuestros hijos y su bienestar está en nuestras manos.

Las marcas deben subirse a estas tendencias e intentar capitalizarlas a su favor. No hay dudas que tomarán cada vez mayor peso en los mercados mundiales y en las decisiones de los shoppers en todo el mundo.