La Inteligencia Artificial ya es una realidad en el retail

947

El año terminó y con él, cientos de ofertas que inundaron el ambiente desde el mes de noviembre con El Buen Fin y las ventas nocturnas de todas las tiendas departamentales invitando a la gente a comprar y regalar. Pero ¿se han dado cuenta de que las promociones que existen en las tiendas físicas son las mismas para todos?

Si bien hay diferencias entre lo que ofrecen a tarjetahabientes de las tiendas departamentales y lo que ofrecen a los que poseen una tarjeta de crédito no departamental, no hay grandes variaciones. Pero no tanto así en cuanto a promociones personalizadas se refiere en la parte digital.

Ahora, ¿por qué se dan estas diferencias? ¿Por qué no podemos hacer en las tiendas físicas lo mismo que en las tiendas virtuales? Pareciera algo que está centrado exclusivamente en el segmento digital pero no es así.

Algo que hacen muy bien las compañías de ventas en línea como Amazon o Linio, y mucho mejor que las tiendas físicas, es ocupar la gran cantidad de data que obtienen de sus clientes y esto traducirlo luego en insights para luego convertirlo en estrategias.

Toda la información que se genera cuando el consumidor navega en esas páginas va dejando huella. Huella de su comportamiento para comprar o buscar. De esta manera las tiendas virtuales, a través del análisis de la información es que pueden detectar patrones de conducta. Ahora bien, el manejo de la información no es sencillo y si no sabemos qué es lo que buscamos o lo que queremos generar, va a ser imposible conseguirlo. Entonces una vez que establecimos lo que estamos buscando hay que buscar la forma de obtenerlo.

Regresando a lo de las promociones personalizadas, es a través del análisis de la información que podemos saber el comportamiento de nuestro consumidor y luego ofrecerle cosas particulares que le van a ser atractivas lo que a su vez generará en el consumidor un sentimiento de estar “atendido” dado que la promoción particular es sólo para él.

Pareciera complicado en una tienda física, ¿correcto? Pues la verdad es que no más que la complejidad que ya tiene el análisis de gran cantidad de información y de la selección de una herramienta adecuada para hacerlo.

Actualmente existe una sola compañía cuyas soluciones tecnológicas que no solamente detectan patrones de conducta y analizan comportamientos sino que además los predicen y se van autoalimentado para perfeccionar estos patrones y ofrecer cada vez artículos más “adecuados” a cada cliente.

Y lo que es mejor aún, si se puede ofrecer un producto en particular para una persona en particular también es posible ofrecer una promoción única para esa persona. La inteligencia artificial es capaz de esto y más. Ya no es parte de la ciencia ficción, ya está aquí, ya la vi implementada en una empresa en Brasil.

Es posible no sólo para los medios digitales, ya también es una realidad para las tiendas físicas. Los invito a ver el siguiente video: