La industria de comida rápida es una de las más redituables en el mundo, además de contar con una serie de promociones constantes en establecimientos.

Al día de hoy, esta industria involucra a miles de actores, que van desde los productos de verduras y carnes, hasta líderes de empresas transnacionales que han conseguido posicionar su marca en el gusto de millones de consumidores a nivel internacional.

Tal es el caso de retailers de fast food conocidos mundialmente como McDonald’s, Burger King, KFC o Subway, por mencionar algunos, marcas que por medio de campañas promocionales, branding, menú y demás acciones de marketing, se colocan como las favoritas en muchos países.

Según Millward Brown, McDonald’s es a la fecha el fast food retailer más valioso del planeta, con un valor que supera los 97 mil millones de dólares, seguido de Starbucks y Subway, con 44,230 y 21,713 millones de dólares, respectivamente.

Promociones que incitan a comprar

Tener en punto de venta una o más promociones, sirve a la marca como un incentivo para hacer que los clientes consuman y gasten más en cada visita. En el caso de un establecimiento de comida rápida, la historia es similar.

Dada la sensación de ahorro que genera una promoción, y la manera de comunicar cada una de ellas, además de hacer hincapié en los beneficios que el cliente puede recibir, es como una persona puede sentirse lo suficientemente atraída y realizar una compra no planeada.

En este sentido, se sugieren 5 promociones que pueden ayudar al restaurante de fast food a generar más compras por impulso.

  • Sampling/productos gratis: tal como sucede en tiendas de Burger King, y con su reciente campaña de “Si les gusta a todos, te gustará a ti”, resulta efectivo ofrecer pruebas de producto directamente en piso de venta, de tal forma que acceder al producto o comida en ese momento es factible, ya que no hay que desplazarse a otro lugar para acceder a los alimentos del menú.
  • Combos: ofrecer desayunos donde se incluya café y una dona, como lo hace Starbucks, o dos hamburguesas con refresco y papas en sucursales de Burger King, es también una forma de atraer a más clientes para que realicen un gasto mayor. Incluso si el combo es demasiado para el cliente, éste puede terminar comprándolo por ese beneficio del ahorro.
  • Cupones de descuento: Según el Departamento de Investigación de este medio, la estrategia mediante cupones es la preferida de un 7.8 por ciento, y es una de las más aplicadas en restaurantes de comida rápida. Descuentos directos, combos, 2×1, entre otras, son las que se pueden ofrecer por medio de cuponeras.
  • Merchandising: la adición de artículos promocionales, como lo realiza McDonald’s con su “Cajita Feliz”, es una buena forma de incentivar un gasto mayor, el cual se ve motivado sobre todo por menores de edad.
  • 2×1: Esta es la promoción más buscada por consumidores en México, dado el ahorro que implica y el beneficio de obtener dos productos, al precio de uno. Durante la festividad del Día del Sandwich, Subway tuvo en sus punto de venta esta promoción, la cual les atrajo un mayor tráfico a sus establecimientos, así como un incremento en el ticket promedio.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL