Falta más conexión con los proveedores

56
Vieri Figallo columnista InformaBTL
Vieri Figallo columnista InformaBTL

No me gusta usar la palabra proveedor, la forma en cómo lo veo es que somos extensiones de operación de nuestros clientes. Todos jugamos de este lado también.

He visto a muchos directores de agencias quejarse porque sus clientes no les pagan a tiempo o porque de plano no pagan lo que es. Directores que tienen que pedir a su gente que les envíen los reportes mensuales, las minutas y las cotizaciones de los eventos para que el cliente vea que la agencia sí hizo su chamba.

Lo curioso es que las agencias cometen las mismas acciones, y así como algunas veces son presa de sus clientes, ellas ponen trabas o aplazan pagos a sus proveedores.

Si bien los creativos, copys, ejecutivos de cuenta, publirrelacionistas y hasta los mismos CEO’s, trabajan por gusto, también lo hacen por necesidad. Es triste, pero de amor a lo que hacemos no comemos, y en nosotros como agencias está poner el ejemplo.

Si somos congruentes no es posible que exijamos a nuestros clientes que paguen a tiempo cuando nosotros no estamos al tanto de los ingresos y egresos de nuestra agencia.

Por eso, en 5 puntos enumero por qué es importante que llevemos una buena relación con los proveedores y que les paguemos como se debe:

  1. Una empresa no se hace con una sola persona. Debemos entender que todo trabajo vale. Regatearle a un proveedor para que un stand, un contenido, o cualquier otro servicio que ofrezca habla mal de ti porque al final del día estás demeritando el esfuerzo y conocimiento del otro. Tendrás mayores resultados si contratas lo mejor y no lo más barato.
  2. Busca aliados no enemigos. Si un proveedor acepta tus términos, éstos deben beneficiar a ambas partes. De lo contrario, puede que una vez te den el servicio, pero ¿crees que ese proveedor regrese cuando lo necesites de nuevo?
  3. Buen funcionamiento. Como alguna vez dije, llevar una buena relación con la gente con la que trabajas, ya sea interna o externa, es vital para el buen funcionamiento y desarrollo de la compañía.
  4. De boca en boca. Cuan si fuera técnica de marketing para promocionar a tu marca, un proveedor mal pagado o al que le tardaste en pagar es sinónimo de un proveedor resentido que puede hablar mal de ti, o simplemente no recomendarte. Dice el dicho “crea fama y échate a dormir”.
  5. Sé profesional. Tú construyes branding de tus clientes, pero también de ti. Tu gente, tu trabajo, tus resultados, pero también tus procesos son lo que te hacen una buena o mala agencia.

Hasta que no evolucionemos en cuestión de tiempos y pagos, esto seguirá siendo una injusticia más de la vida publicitaria, tú ¿qué tal eres a la hora de pagarle a tu gente?