Dentro de la economía de un país, el sector industrial es de vital importancia para su crecimiento, generación de empleos y Producto Interno Bruto (PIB). Como parte de éste sector, el retail representa una de las industrias más relevantes y también una con grandes cambios.

Ante los nuevos hábitos de compra y consumo de las personas, sus estilos de vida, la penetración de Internet y las propias modificaciones al interior de esta industria, los retailers han tenido que buscar maneras de renovarse e innovar sus procesos operativos, así como comerciales, de comunicación y marketing.

Solo las tiendas afiliadas a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), aportan casi un 4 por ciento al PIB nacional, según informa dicha asociación.

¿Qué acciones reinventaron la industria de retail en 2018?

A pesar de que las ventas a nivel mundial aumentaron, tanto en tiendas físicas como online, las marcas de retail tuvieron que emprender ciertas acciones con el propósito de no solo mantener una buena rotación, tráfico e ingresos, sino también para ser más competitivos y ganar más clientes.

En este sentido, varios minoristas realizaron innovaciones en sus tiendas y sitios web que hicieron de esta industria un sector más relevante y adaptable a las demandas de los consumidores. Entre estas destacan las siguientes.

  • Automatización en tiendas: el caso de Amazon es un ejemplo; dentro de sus PDV los clientes no tenían que hacer fila para comprar, bastaba con activar su cuenta y pasar por la zona de cobro para que, de forma automática, se hiciera el cargo de lo que habían adquirido.
  • Compra de marcas digitales, por parte de minoristas tradicionales: tal como lo hizo Walmart al haber comprado empresas como Corner Shop, acción con la cual busca llegar a nuevos clientes y satisfacer compras online, eficientar tiempos y dar una experiencia de compra diferenciada.
  • Convergencia de canal online y offline (omnicanalidad): siguiendo con Walmart, la apertura de su primer PDV omnicanal en México, es una muestra de ello, ya que en su interior los clientes pueden buscar y adquirir en ambos canales de compra.
  • Acciones de economía circular: GAP es una de las tiendas que buscó dar una segunda vida a materiales, a través de la confección de prendas hecha de residuos, acción que además le hace ganar empatía con el consumidor.
  • Espacios de descanso al interior de PDV: marcas como Casper implementaron espacios exclusivos para descansar al interior de sus tiendas, labor que hace que el tiempo en piso de venta aumente, elevando las posibilidades de compra y beneficiando la experiencia.
  • Promoción de la belleza no estereotipada: tiendas como Aerie promovieron nuevos tipos de belleza no solo con la confección de ropa de tallas extra, sino también al incluir modelos que trasmiten un mensaje de inclusión y quiebre de estereotipos.
  • Alianzas entre retailers offline y digitales: el caso de Mumuso y Mercado Libre en México es un ejemplo de esta alianza entre el retail online y offline, situación que beneficia a ambas empresas en varios sentidos como mayor alcance, competitividad, relevancia, más oferta, entre otros.
  • Integración de nuevas tecnologías en tienda: Sephora, por ejemplo, decidió renovar el retail y la industria cosmética al integrar realidad virtual como un servicio a la experiencia de compra.

 

Te puede interesar:

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL