A pesar de que las películas comerciales de terror no requieren tanta difusión, pues ya son de gran interés para los que esperan emociones fuertes en el cine, las últimas películas de terror sabe cómo aterrorizar con marketing BTL.

Los mensajes de las últimas películas de terror son simples. Para infundir el miedo, y con ello invitar a vivir una experiencia de miedo en el cine, no hay como poner en la vida real, en la cotidianeidad un elemento que por sí sólo causa impacto.

El marketing BTL de la pantalla grande

Se dice que los medios masivos de comunicación son autosuficientes y su marketing es muy asertivo. Sin embargo, el marketing BTL sigue dando frescura a las campañas, con ellas se consigue el impacto que los medios convencionales no consiguen.

El ejemplo lo pone It. Este filme, basado en la obra de Stephen King, todavía no llega al estreno, pero las estrategias de marketing están a todo lo que dan con tal de darle más promoción.

Es una de las películas más esperadas del año y así se hace visible en las calles de Sydney.

Quizá no haya alguien que no sufra escalofríos al ver un globo rojo sobre una coladera del drenaje profundo.

Pero incluso los internautas se las ingeniaron para poner a Eso en el metro de la ciudad.

También la muñeca más diabólica del cine, Annabelle, saltó de la megapantalla hasta plazas concurridas para sentarse con personalidades ya fallecidas.

Esperamos que las almas de las esculturas, “Los Periodistas” Borges y Alvarez, no se hayan comprometido.