Tal como sucede en los puntos de venta, dentro del comercio electrónico la experiencia de compra es vital para que el shopper continúe con cierta tienda o marca, y no desista de adquirir bienes o servicios a través del comercio electrónico.

Las agencias de investigación IAB México y Kantar Millward Brown realizaron un estudio, en el cual revelan que durante 2017 7 de cada 10 internautas mexicanos realizaron compras en línea, en donde los dispositivos móviles han jugado un papel crucial no solo para tener una mayor familiaridad con el comercio electrónico, sino también en los nuevos hábitos de compra y en el diseño de campaña de marketing móvil.

Según un estudio de comScore y UPS, 34 por ciento usa una tableta para completar una compra, mientras que otro 57 por ciento utiliza un smartphone para realizar esa misma acción.

¿Por qué el mexicano desiste de comprar online?

Datos revelados por las dos empresas antes mencionadas indican que 87 por ciento de los clientes que han adquirido en sitios web se sienten satisfechos con su experiencia de compra.

A pesar de ser un porcentaje alto, a la fecha siguen existiendo factores que interrumpen este proceso y, en ocasiones, provocan que el shopper abandone el carrito online.

De acuerdo con Sap Customer Experience, un costo excesivo por envío es una de las razones principales por las que todavía un 51 por ciento de los clientes en México desisten de concretar una compra en línea. 

Aguardar muchos días para recibir el pedido es otra razón de peso para que 65 por ciento de los shoppers abandonen el carrito, según comScore y UPS; mientras que otro 43 por ciento asegura no continuar con la adquisición de un producto cuando éste ya no aparece como disponible.

Carecer de una política clara en cuanto a devolución se refiere, es otro motivo para que shoppers en México no cierren una compra digital.

Para evitar que los clientes online pierdan el interés por seguir adquiriendo bienes o servicios, a través del comercio electrónico, es necesario que tanto retailers, como otro tipo de compañías y Pymes cuenten con un conocimiento detallado sobre cómo son los hábitos de consumo de su público objetivo, en qué momentos busca información sobre sus productos, contar con varios sistemas de pago, devoluciones sencillas y apoyarse en redes sociales para maximizar su promoción, atención al cliente e influir en su decisión de compra.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL