Debate de los candidatos de la CDMX: un análisis desde el marketing BTL

Conoce algunas de las acciones BTL que derivaron del primer debate de los candidatos a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

386

El pasado miércoles 18 de abril se llevó el primer debate entre los candidatos por la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Alejandra Barrales (Frente Ciudadano por México), Claudia Sheinbaum (Juntos haremos historia), Mikel Arriola (Partido Revolucionario Institucional, PRI), Mariana Boy (Partido Verde Ecologista de México, PVEM), Marco Rascón (Partido Humanista), Purificación Carpinteyro (Nueva Alianza) y Lorena Osornio fueron los participantes en esta primera presentación, según se pudo apreciar en la transmisión que hizo en medios como Milenio o Canal Once. ¿Qué acciones BTL podemos rescatar de esta actividad? Revisemos algunos datos importantes al respecto.

Distintos medios como Milenio y Reforma realizaron encuestas en redes sociales una vez que terminó el debate entre los aspirantes a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Se pudo ver el apoyo de los usuarios a Claudia Sheinbaum en la mayoría de los casos, mientras que, según esos sondeos rápidos, Mikel Arreola parece haber repuntado ligeramente, mientras que hubo un pequeño descenso de Alejandra Barrales por parte de la gente en este canal.

Este tipo de actividad puede considerarse como parte de una campaña de marketing interactivo, en el que las personas pudieron participar directamente en su realización. Estos eventos son considerado como puntos de inflexión en los indicadores de la campaña de cualquier candidato, por lo que se recomienda que presten atención no sólo a su imagen pública sino también a los argumentos que presentan, así como la defensa que se hace de ellos frente a otros candidatos.

Tanto los discursos como las actitudes de los candidatos parecen formar parte de una estrategia de marketing político emocional. Guiados bajo el principio de que “aquello que la gente niega por la razón, lo acepta por las emociones” es el eje fundamental de este tipo de estrategias.

Las dos emociones que protagonizaron el debate entre los candidatos a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México fueron el odio y la ira, lo cual transmitieron a través de sus mensajes contra los otros postulantes, sentimientos que se esperaban inspirar.

Como bien explica Aristóteles en el libro segundo de la Retórica, por medio de ciertas emociones concretas los oradores son capaces de moldear las opiniones del público.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL