packaging empaque
packaging empaque

Así como la intención de las marcas es estar presente en todos los medios con su mensaje, se preocupan por llegar hasta sus clientes y consumidor meta con propuestas frescas.

Uno de los medios que las marcas pueden aprovechar al máximo, porque es parte de su proceso de producción, es el packaging.

Se podría decir que la mayoría de los productos requieren de ser envueltos, sea para su traslado, su consumo o como valor agregado. Así que pertenece a un medio que compete en su totalidad a la marca.

El packaging, el medio de las marcas

Aunque ser visibles en medios masivos o lugares poco habituales, como sucede con la guerrilla marketing, no hay nada como el packaging. En este medio se tiene control total de espacio, el mensaje, las herramientas, el diseño; sobre todo.

Las propuestas para llevar a cabo un packaging de éxito son una búsqueda constante entre el equilibrio del diseño de estructural y el gráfico. Del mismo modo, se procuran los formatos pequeños, aquellos que hacen sencillo el traslado del producto.

  • Universal. El diseño de packaging pretende incluir a toda persona con la intención de llegar a la mayor audiencia posible. Del mismo modo no hace distinción.
  • Adaptados a la realidad. Las características de esta técnica busca ser fácil de reconocer por los clientes con capacidades diferentes o las que ubican los productos particulares de una marca. También pretenden transmitir la calidad, dejar información visible, usan fotos reales del producto. Por lo regular los colores son joviales que generan satisfacción y felicidad.
  • Diseños retro. Aquí se apela al marketing de la nostalgia. Una estrategia que se ha puesto en boga es producir o reproducir diseños que se tenían en el pasado. Los consumidores se identifican como mayores a 25 años y se les invita a revivir su infancia al despertarles sus recuerdos.

Por otro lado, siempre es bueno meter elementos divertidos en el packaging y un aspecto diferenciador. También las etiquetas con diversas aplicaciones como promociones, cupones u otros.

Los diseños que funcionan muy bien son los estacionales y las ediciones especiales. Así se trabaja en la presencia cambiante y la imagen innovadora y dinámica de cada marca.