En Latinoamérica, se estima que el valor del mercado de envasado de bebidas sigua en aumento. Datos de Market Data Forecast indican que su valor ascenderá a 22.19 mil millones de dólares para 2021.

En tanto, una estadística de INX International Ink muestra los ingresos impresos por concepto de empaquetado y ventas de etiquetas en Latinoamérica en 2015, así como un pronóstico de los mismos para 2020, y se espera que los ingresos asciendan a 27 mil 100 millones de dólares en 2020, frente a los 24 mil 500 millones en 2015.

Sin duda, es uno de los mercados que seguirá impactando al sector de bebidas alcohólicas y no alcohólicas. No obstante, uno de los retos que tendrá que enfrentar la industria está vinculado a las nuevas demandas de los consumidores respecto a funciones interactivas en los envases de las botellas.

De acuerdo con Insem Business School, en los últimos años se han introducido nuevos conceptos acerca del envasado de alimentos, debido a los nuevos requerimientos de los consumidores, los cuales exigen cada vez más, alimentos menos procesados y con características lo más parecidas posibles al producto fresco.

Y no está lejos de la realidad. Nielsen México en su Estudio Global sobre Salud y Percepciones de Ingredientes 2016 señala que, en la búsqueda de un estilo de vida más saludable, el 67 por ciento de los mexicanos resaltan que quisieran ver más productos cuyos ingredientes sean cien por ciento naturales.

En este sentido, el reto para la industria de bebidas alcohólicas y no alcohólicas es ofrecer a sus consumidores envases inteligentes para ofrecer productos más innovadores.

Una estadística de Research and Markets y Business Wire describe el tamaño real y proyectado del mercado mundial de envases inteligentes en 2016 y 2021. Según las firmas, se prevé que el mercado mundial de envases inteligentes tendrá un tamaño de algo menos de 20 mil millones de dólares en 2021.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL