Si se desea generar ideas disruptivas y que tengan un impacto importante en los clientes potenciales, hay que fomentar la creatividad. Esto toma mucha más importancia en las agencias de marketing BTL donde prácticamente los conceptos creativos son la materia prima con la que trabajan los creativos todos los días. Si bien, en anteriores entregas de Creatividad más allá del peloteo hemos tenido oportunidad de mencionar una de las técnicas que existe para desarrollar esta capacidad, existen muchas otras, como la pausa creativa, sobre la que te hablaremos en las siguientes líneas.

De acuerdo con datos de Creatividad e Innovación educativa, la pausa creativa es considerada por muchos como una de las técnicas de creatividad más sencillas que existe, pero esto no implica que sea fácil de realizar, puesto que requiere de disciplina para hacerla.

También explica que las personas tendemos a formar rutinas en nuestros quehaceres diarios e incluso en nuestro modo de pensar. Lo que hará la pausa creativa será tratar de romper con estas pautas.

Poner en práctica la pausa creativa es relativamente fácil, tal como ya explicábamos. Esta práctica consiste en realizar lo que comúnmente se hace, pero el algún punto aleatorio, habrá que detenerse un momento y dejar que fluyan las ideas, de acuerdo con Raíces con alas.

Aunque preferentemente debe dejarse que la mente fluya sin ninguna obstáculo, quien la practique también puede hacer una pausa en su rutina y preguntarse qué es lo que está haciendo y si existe algún modo para realizarlo de otra manera.

Sin embargo, no es el único modo en el que se puede utilizarla pausa creativa. De acuerdo con datos de MBA & Educación, cuando se presenta un bloqueo mental es un buen momento para detenerse de lo que se está haciendo con la finalidad de dejar fluir la imaginación y las ideas de modo libre.