Consejo para los arrepentidos

1030

Arrepentirse y andar pensando en lo que debimos haber hecho en vez, no solo es una pérdida de tiempo sino es una emoción negativa que no nos deja nada bueno. Si existe un consejo para los arrepentidos es: “déjalo ir, tomaste la mejor decisión en su momento y no sabías las consecuencias”.

Cuando tomamos decisiones, las tomamos con los elementos que tenemos en ese momento. Tal vez son decisiones impulsivas, tomadas desde la emoción o al contrario, fue una decisión demasiado cerebral y te faltó poner sentimiento o seguir tu intuición. De cualquier forma, hiciste lo mejor que en ese momento creíste, no tenias la información que ahora tienes —las consecuencias.

Cometer errores es inevitable, es parte de la vida. Pero aprender de ellos y seguir adelante, es lo que sí podemos hacer. Preocuparse por todo aquello que está fuera de nuestro control, es innecesario. Sin embargo, esa misma energía la podemos emplear para primero reconocer el sentimiento. Si no reconocemos la frustración, el enojo o decepción que conlleva el arrepentimiento de que nos equivocamos, no podemos avanzar a reflexionar y aprender del error, los cuales son pasos fundamentales para poder soltar esos sentimiento y seguir con la vida, sin conflictos internos.

Los errores del pasado (errores que hoy bautizamos así por las consecuencias), son el poder del día de hoy. En psicología llamamos “auto-realización” el operar bajo la premisa que la vida es un proceso de crecimiento continuo, de conocimiento, aprendizajes, con todo y errores (ajustes) y triunfos. Los errores son vistos como parte de este proceso. Si ves los ves así, es probable que tu actitud sea de un continuo crecimiento.

Gabriela Romo es psicóloga, trabaja con la comunidad latina del área de Washington, DC y tiene un programa de radio semanal en América 900 AM. Síguela en Facebook, Twitter (@romocounseling) o envía un email con temas que te interesen a [email protected]

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL