Conoce qué es el m-commerce y cuál es su importancia

Las transacciones comerciales realizadas a través de dispositivos electrónicos se están volviendo cada vez más populares.

609

La tecnología avanza a pasos agigantados. Hace poco más de 30 años era difícil pesar que alguien tuviera una computadora en su casa. Luego, 15 años después, sólo ciertas personas contaban con gigantescos teléfonos celulares. Con esta misma velocidad también ha evolucionado el e-commerce, da tal como que ya no se necesita de un ordenador para realizar una compra, sino que puede hacerse por medio de un teléfono inteligente, cuando sea y desde donde sea. Para algunos, la compraventa a través de dispositivos móviles es la evolución lógica del comercio electrónico, pero sobre esto te platicaremos a lo largo de este artículo.

M-commerce: comprar donde sea y cuando sea

Sitios como CIC y Debitoor concuerdan en prácticamente la misma definición. El m-commerce son las transacciones comerciales que se llevan a cabo a través de un dispositivo móvil. Dicho en otros términos más sencillos es la compra y venta de productos por medio de aparatos como tabletas electrónicas y teléfonos inteligentes.

Las transacciones pueden ser hechas a través de distintas plataformas. Bien se pueden realizarse por medio de navegadores o de aplicaciones de compraventa, según comenta Debitoor. Aunque estos medios son los más comunes, están surgiendo algunos otros, como los espacios de comercio de páginas como Facebook.

¿Por qué es importante entender el m-commerce?

De acuerdo con el portal de El Tiempo, se espera que para el año 2020 el 70% de la población mundial cuenta con un dispositivo móvil. Lo cual implica que haya un crecimiento importante en el m-commerce en contraste con el e-commerce.

Debido a las facilidades de poder comprar en cualquier lugar, en cualquier momento, es que el comercio electrónico a través de dispositivos móviles le está ganando terreno a las transacciones que se hacen por medio de ordenadores.

También se considera que con el paso de los años irá aumentando la confianza de las personas en el e-commerce en general y, por ende, en el m-commerce.