La localización del cliente se ha convertido en un factor clave de las estrategias de marketing. En la actualidad, el BTL está apoyándose en los hábitos de consumo que se realizan a través de los dispositivos móviles.

De tal forma que la entrega de valor a través de estrategias móviles será en un futuro (demasiado) cercano una de las maneras de ofrecer un mejor servicio al cliente. ¿El reto?, adaptar las estrategias de marketing a la ubicación del cliente para entregar una oferta a un público específico.

Alberto Pardo, CEO de Adsmovil, en entrevista con InformaBTL, dijo que este tipo de estrategias son efectivas para fidelizar al cliente y, sobre todo, tener un mayor alcance en resultados.

“El tema de location es un servicio funcional y relevante. Hoy en día, todos los mercados se están enfocando en segmentos específicos de la población con características cada vez más definidas, tanto en ubicación, como en hábitos.

En este sentido, con las estrategias que creamos a través de diversos formatos, como Video, Rich Media, Display, entre otros; buscamos alcance y resultados de la campaña, así como generar mayor compromiso en los usuarios y ser relevantes.

Las campañas son cien por ciento medibles, pues es importante saber cómo interactúan los usuarios con cada formato, en qué horarios, qué lugares tuvieron mejor respuesta, así como otros parámetros, que nos permitan optimizar la inversión”, explicó.

Por otro lado, Andrés Navarro, CEO de México, en entrevista, mencionó que, para que una marca comience a implementar este tipo de estrategia debe tener objetivos claros y medibles, y sobre esta base hacer un análisis para entender si la marca necesita una campaña de geomarketing.

“En el momento que esta primera capa esté resuelta, ya se debe hacer un análisis si la marca está lista para lanzar dicha campaña, es decir, si tiene mensajes que se puedan parametrizar por pequeñas zonas geográficas y que hagan algún sentido para el potencial consumidor.

Si la propuesta de valor de nuestra comunicación se puede aterrizar a nivel de códigos postales, manzanas, lotes, etc. Cuando finalmente ya tengamos estas dos primeras capas, ahora si comienza el trabajo de buscar el socio estratégico para implementar la estrategia.

Mi recomendación para esta implementación es trabajar siempre sobre los tres pilares para garantizar un buen desempeño de la campaña: cultura, procesos y tecnología”, detalló.