Como parte de la estrategia de marketing sensorial implementada en retailers, la música es uno de los elementos más utilizados para hacer más agradable la experiencia del cliente.

Estar dentro de un PDV que ofrezca una atmósfera amena, con aromas y sonidos adecuados, provoca que el shopper se sienta cómodo y motivado a seguir ahí por un largo tiempo.

Un estudio elaborado por Retail Week, en Reino Unido, señaló que aproximadamente el 75 por ciento de los shoppers consideran que la música es un elemento fundamental y apreciado en sus visitas a retailers, ya que les hace más agradable su recorrido, así como su espera en cajas de pago.

Los beneficios que otorga a la industria del retail hacer uso de música en PDV son diversos, destacando los siguientes:

  • Mejora la experiencia de compra.
  • Hace que el cliente quiera pasar más tiempo dentro de la tienda.
  • Permite que el shopper aprecie mejor los productos.
  • Incrementa las posibilidades de compra.
  • Hace que el contacto directo con el producto sea más ameno.

¿Qué hacer para generar más ventas, mediante el uso de música?

La música es una manera eficaz para hacer de la visita de un cliente al PDV, un momento único, que contribuye a la optimización de la experiencia de compra.

No obstante, es necesario que cada minorista sepa qué puntos debe considerar para hacer la correcta selección musical, como los presentados a continuación.

  • Define los estilos o géneros que más se adecuen a la imagen de marca, así como a la atmósfera que se busca generar.
  • Considera el día y hora de la semana para la selección y reproducción de pistas musicales.
  • Elige la música y su volumen, en base a los productos o servicios que se ofrecen, así como el tipo de compra que quieres que el cliente realice, es decir, si se desea promover una adquisición meditada o por impulso.
  • Invierte en los sistemas de reproducción que garanticen una buen sonido, y en consecuencia, la permanencia prolongada del cliente en PDV.

Así como un retailer pone especial cuidado al elegir el color, texturas, iluminación, gráficos, y el resto de los elementos del visual merchandising, la música también debe ser seleccionada con atención para que surta efectos positivos en el cliente.

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL