Cómo abrir una agencia BTL: la elección del espacio de trabajo

Será el lugar donde regularmente los colaboradores de la agencia desarrollarán sus actividades.

4244

En las anteriores entregas de Cómo abrir una agencia BTL tuvimos la oportunidad de platicar acerca de distintos elementos que requiere una empresa de este tipo para comienza a funcionar. Sin embargo, la mayoría de ellos son, por así decirlo, inmateriales. Muchos de ellos, como la misión y la visión, son conceptos, más que objetos tangibles. En esta ocasión hablaremos acerca de un tema muy importante y mucho más material con el que debe contar una compañía: el espacio de trabajo. ¿Cómo se escoge? ¿Qué opciones hay para montar unas oficinas? ¿Qué características debe tener? Sobre esto platicaremos en las siguientes líneas.

¿Qué se entiende por espacio de trabajo? Es aquel lugar donde se llevarán a cabo las acciones de una empresa, en este caso de una agencia BTL. Desde la recepción de clientes hasta el proceso para crear las estrategias que le sean solicitadas se harán en este sitio.

Podemos considerar, al menos de momento para el caso de la agencia BTL, tres tipos de espacios de trabajo: los convencionales, los coworking (o espacios colaborativos) y las oficinas virtuales.

Como bien apunta el material del Taller Emprende de Fundación ProEmpleo, los trámites para montar un espacio de trabajo variarán de acuerdo con las normas vigentes de en cada localidad en la que se quiera poner. Sin embargo, hay que considerar temas como la ubicación, el costo, el espacio, el fácil acceso, entre otras cuestiones.

Hay que tener en cuenta también una serie importantes requisitos legales, como que el espacio en el que se instalará la empresa cuente con el uso de suelo adecuado para llevar a cabo las actividades de una agencia BTL. Sin embargo, para revisar los requerimiento legales que se necesitan para poner este tipo de negocio, se recomienda ir a la ventanilla única de la localidad.

Otra opción es trabajar en un coworking, un espacio que es compartido por otros profesionales que pertenecen a distintos proyectos o empresas, de acuerdo con datos de Entrepreneur. Es importante mencionar que los espacios colaborativos se recomiendan para empresas que son prácticamente nuevas o que cuentan con un presupuesto de operación reducido. Este tipo de lugares fomenta de modo importante el networking.

Finalmente tenemos las oficinas virtuales que consisten en las rentas de paquetes con recepcionistas, salas de juntas y recepción de correspondencia, pero sin no involucran la presencia del empresario, de acuerdo con datos de CISE Business Center. Por ejemplo, una persona da un número para que le llamen. Cuando lo hacen, una recepcionista contesta y la comunican a un teléfono que haya dejado de referencia y así parece que está trabajando en dicho lugar, aunque sólo sea más como su central de contacto.

Dependiendo de las necesidades y los recursos con los que cuente una agencia BTL, será el espacio de trabajo que deberá escoger.