China: el e-commerce en su máxima expresión

58
Fabian Ghirardelly columnista InformaBTL
Fabian Ghirardelly columnista InformaBTL

La verdad es que la ciudad es fascinante, enorme, caótica, con una historia muy rica e interesante. Ha sabido mezclar un fuerte desarrollo económico con una importante protección de su historia.

Me impresionó que en muchos de los lugares turísticos podías ver más turistas chinos que turistas extranjeros (y no es tan extraño puesto que hay más de 1,200 millones de chinos que no viven en Beijing y que podrían visitar la ciudad como cualquier turista).

Dentro de muchas cosas interesantes, quedé muy impactado con el avance tecnológico y cómo el e-commerce se ha desarrollado de manera impresionante. Me gustaría centrar mis aprendizajes en 2 ejes clave:

Los chinos no solo copian, sino que también mejoran

Siempre había visto a China como la gran imprenta del mundo. Tenía una mirada crítica en el sentido de que ellos no creaban, no inventaban, sino que solo copiaban (especialmente en el mundo moderno). Pero me sorprendió ver cómo efectivamente están tomado ideas del mundo occidental, pero están mejorando esas ideas en sus mercados. Vi muchos ejemplos, pero les comentaré de uno que me pareció fantástico. En China se inventaron una aplicación llamada “WeChat. Es un símil de nuestro “WhatsApp”, solo que mejorado de manera significativa. No solo sirve para mandar mensajes de manera instantánea, sino que sirve también para contratar taxis, para comprar en una tienda pequeña (una tiendita) o en una infinidad de mercados. Es una aplicación sumamente completa. Así pasa con muchos modelos occidentales que ellos han tomado y mejorado (Por ejemplo, en Alibaba, símil de Amazon en China, puedes comprar sacando una foto del producto que deseas, la usas en la aplicación, y en base a la imagen te recomienda opciones…o la misma de la imagen u opciones similares para que escojas…solo debes sacar una foto al producto que deseas comprar). En definitiva, los chinos también están creando desarrollos muy interesantes.

Internet para todos y todo

Es impresionante ver cómo gran parte de la población urbana vive sumamente conectada. Todo el desarrollo ha venido impulsado por la presencia de Smartphone en la población. En la calle, en los lugares turísticos, en el metro, ves a toda la gente conectada y con dispositivos móviles de muy buen nivel. En un bus púbico que tomamos, te daban conexión wifi gratis a todo el que quisiera (era un bus público normal). Pero mi máxima experiencia fue en plena calle de Beijing. Vi a una persona pidiendo limosna, y en su caja para depositar la limosna, tenía 2 códigos QR… ¿saben para qué?… bueno, si no tenías efectivo, con tu aplicación “WeChat” podías enviarle dinero leyendo uno de esos QR… ¡¡¡increíble!!!

Con esta misma aplicación podías tomar una bicicleta en la calle pero lo interesante versus lo que vemos en Ciudad de México es que puedes tomar y dejar la bicicleta en cualquier lugar. No hay espacios físicos establecidos. Me pareció genial la idea, mucho más económico en implementación y de manera natural (oferta y demanda) se ajusta el movimiento de las bicicletas por la ciudad (esta reserva de bicicletas también de hace por “WeChat”).

Luego de vivir todas estas experiencias reflexiono sobre cómo todavía tengo clientes en México que dudan si deben hacer algo en e-commerce o no. Obviamente no estaremos en la situación de China mañana pero claramente para allá vamos todos.