El acomodo de producto, la altura a la que se en encuentra cierta marca y la colocación de material POP, son algunos elementos definidos en una categoría.

Gracias al Category Management, minorista y fabricante pueden llevar a cabo una administración adecuada del producto que tiene cada categoría, enfocándose en entregar mayor valor al shopper y desarrollar estrategias mercadológicas que hagan más rentable el espacio, a la marca y sus productos.

Dicho proceso de administración necesita de ciertos pasos a seguir, y con ellos beneficiar la rotación de stock en anaquel, tales como:

  • Definición de la categoría.
  • Identificación del rol.
  • Evaluación de la categoría.
  • Definición del desempeño deseado.
  • Diseño estratégico para aumentar las ventas.
  • Creación de tácticas internas (planograma).
  • Implementación y monitoreo de estrategias.

Técnicas para que una marca sea protagonista en una categoría

Para un shopper y consumidor que está cada día más expuesto a diversas marcas en anaquel y sus diferentes estrategias de marketing y BTL que las haga destacar fácilmente, atraigan las miradas del cliente y sean las que ocupen un lugar en el carrito del súper, es necesario que dentro de la categoría se apliquen ciertas técnicas que favorezcan a una marca en particular.

Surtido

En este punto el minorista y fabricante deben trabajar en conjunto para que la disponibilidad de producto no sea un inconveniente o limitante al momento de buscar ser el producto elegido por el shopper.

Para garantizar un buen surtido, se debe tener presente el nivel de stock, tanto en exhibición como en bodega, y que la marca sepa en qué momento debe enviar más producto y así evitar un desabasto.

Anaquel

Sin duda el lugar más importante para un retailer y fabricante, ya que es el punto de contacto entre producto y cliente. Por ello, es importante que el artículo esté bien colocado, en el espacio previamente asignado, a una altura adecuada para que el shopper pueda tomarlo sin dificultad y cuidar que no se presente un quiebre de stock.

Precios

Definir qué precio es el adecuado para cada producto dependerá de factores como la demanda, poder adquisitivo del cliente, monitorear los de la competencia, considerar calidad y valores agregados del producto, entre otros elementos.

Cabe señalar que como estrategia de marketing, incluir el número 9 en precios es una buena táctica que tiene un poder de influencia importante y sugiere una sensación de ahorro.

Promociones

Al menos 90.4 por ciento de los consumidores en México consideran que las promociones son una buena forma de ahorrar, y poco más del 88 por ciento acepta haber comprado algo mientras tenía alguna promoción, según datos de nuestro departamento de investigación.

Es necesario que los retailers, junto con fabricantes, definan las ofertas más convenientes que beneficien a ambas partes, siempre definiendo los objetivos de aplicar ciertas promociones para que así sea una estrategia efectiva.

Tener un producto en anaquel, disponible para cuando el shopper quiera adquirirlo sí es una buena manera de que el cliente se sienta interesado, pero esto no lo es todo. Se deben desarrollar estrategias que ayuden a potencializar la rotación de producto, al mismo tiempo que benefician el posicionamiento de marca.