BTL basura

967

En esta semana les comparto algunos ejemplos de lo que he catalogado como BTL basura, tales hechos se dividen en dos condiciones, por un lado las acciones positivas que se unen a las estrategias de marketing para conseguir campañas más sólidas, por otro aquellos esfuerzos que se hacen para reducir los estragos del daño ambiental.

PRIMERO.- Las empresas han entrado en un camino que va más allá de la Responsabilidad Social, de hecho el concepto “gobernanza” nos invito a trabajar desde otras perspectivas, aristas donde se deben incluir a la ciudadanía para conseguir objetivos que también posee la iniciativa privada y el estado.

Es por ello que ahora las campañas deben de tener siempre toques de conciencia ambiental, de trabajo comunitario y de formación de equipos transversales en cuanto a disciplinas, funciones y roles.

Juntar tapitas de los refrescos y demás bebidas se ha convertido en una tarea con sentido ecológico y además filantrópico. Esta causa es una de mis consentidas, he visto muchas fundaciones realizar tal acción. Cada que guardo una, me acuerdo de un par de amigas: Mariel Guzmán y Paulina Acevedo.

SEGUNDO.- La otra parte son todas aquellas acciones que por su duración, su elaboración u objetivo principal es para un ratito. Son instrumentos efímeros que simple y sencillamente son herramientas que le dan vistosidad a estrategias. Dichos globos de cantoya se prenden cada que existe la necesidad de resaltar puntos particulares de la publicidad. Tal y como estas velas pirotécnicas que ahora se colocan en los pasteles, luego de apagarse, poco se puede hacer con dichos objetos.

He comentado en repetidas ocasiones que la decoración de eventos entra en parte de este rubro. Los promocionales por mucho tiempo fueron visto como basura, con el paso del tiempo ha cambiando los estándares y exigencias, es por ello que los utilitarios en la actualidad buscan insertarse en la vida cotidiana de las personas que los reciben.

Los volantes seguirán siendo basura mientras no contengan una acción de canje o re uso, lo mismo pasa con folletos, carpetas y programas de mano. La tarea es desarrollar acciones que resulten atractivas, mientras buscamos que dichos esfuerzos no se unan a la infinita lista de porquerías que a diario se emplean para contaminar el mundo.

Son muchos años ya de trabajar en temas ecológicos y medioambientales, sin embargo, es un tema que no podemos dejar en el tintero, pues tal vez en tales problemáticas, es que este la respuesta para nuestra próxima acción BTL. Les comparto algunas fotos de aquellos que por encima de nuestra finita estancia, piensan en el planeta que habitamos. 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL