Brainstorming Inverso: malas ideas para innovar

2224

Casi todos hemos participado alguna vez en una sesión de brainstorming o Lluvia de Ideas con el simple objetivo de lanzar la mayor cantidad de ideas para elegir a las mejores. Pero, ¿qué pasa cuando ponemos sobre la mesa el objetivo contrario: generar malas ideas?

En una sesión común, se pide a los participantes buscar el mayor número de soluciones probables a un problema. Para ello, existen diversas maneras de llevarlo a cabo, pero siempre teniendo en mente el resultado: buenas ideas. Sin embargo, también hay una técnica que puede resultar muy eficaz, sobre todo para la ocasiones en las que los involucrados no participan o lo hacen muy moderadamente por miedo a que sus propuestas no sean del agrado de todos y caigan en el ridículo: Reverse Brainstorming.

El también llamado Negative Brainstorming es una técnica que paradójicamente,  es ideal para encontrar soluciones haciendo exactamente lo opuesto a lo esperado. Se trata de participar con la mayor cantidad de problemas o acciones para no tener éxito en el objetivo planteado. Citar todas aquellas acciones creativas que nos podrían llevar directamente al fracaso.

Todas las ideas recabadas serán información muy útil para el equipo sobre lo que no funciona o no funcionaría. Con ello, después es más fácil sólo mencionar lo opuesto y ¡Bingo!, tendremos posibles remedios.

La técnica parte del hecho de que es más fácil ver los errores que las soluciones en un problema, y además, de que al tener más problemas también contaremos con más información para el surgimiento de remedios. Es decir, en lugar de tratar de sacar una solución de la nada, es mucho más sencillo partir de las malas ideas para crear una como solución.

Si por ejemplo, lo que buscamos es una solución para incrementar las ventas on-line de un producto, seguramente saldrá la idea de enviar el producto a destiempo e incompleto para aumentar el número de opiniones negativas en la tienda en línea. Si lo vemos al revés, podríamos tener la iniciativa de crear una Garantía de Calidad de Servicio que considere la entrega del producto en tiempo y forma, o la devolución total de lo pagado. Aunado a eso, al recibir un comentario positivo en la página, el comprador podrá recibir un cupón de agradecimiento, efectivo para la próxima adquisición.

¿Cuándo llevar a cabo una sesión de Brainstorming Inverso?

  • Cuando los participantes se encuentren saturados ante una sesión de Brainstorming normal o ésta no avance.
  • Cuando los participantes tengan dificultad para expresar buenas ideas o se sientan intimidados para hacerlo en el grupo.
  • Cuando no se han obtenido buenos resultados mediante una sesión de lluvia de ideas ordinaria.
  • Cuando el producto o servicio para el que se pretende innovar ya es muy bueno y los participantes no encuentran cómo generar propuestas de mejora (siempre es posible mejorar un producto o servicio, aunque éste sea una estrella).
  • Cuando en el grupo hay un fuerte sentimiento de pesimismo sobre la compañía o la marca. Es buen momento para desahogar problemas y convertirlos en soluciones.
  • Cuando el grupo de participantes está compuesto por personas de diferentes áreas, ajenas al área de marketing.

¿Cuándo NO es recomendable llevar a cabo una sesión de Brainstorming Inverso?

  • Cuando no se cuenta en la sesión con un moderador o guía experimentado.
  • Cuando no se comunican adecuadamente las reglas del juego.
  • Cuando los participantes no entienden bien por qué hacerlo de manera inversa.
  • Cuando no se realiza un seguimiento adecuado a la sesión para generar soluciones viables.
  • Cuando hay un ambiente tenso en el grupo y el moderador de la sesión no tiene experiencia en manejo de grupos.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL