Aumenta tus chances durante la entrevista de trabajo

2727

Si tuviera que contar cuantas veces he escuchado diferentes teorías de cómo el candidato debe conducirse dentro de una entrevista, podría escribir un libro solo con “Fake news” de lo que las personas asumen de lo que el entrevistador verdaderamente espera.

La verdad es que no hay recetas mágicas para poder identificar si un candidato es apto para una posición o no, me parece que no solo se trata de ponerte poco o mucho perfume o loción o de si llegas puntual o hasta 5 minutos antes de la entrevista, etc.  En cada entrevista se toman en cuenta muchos factores, entre ellos, puntualidad, presencia del candidato, experiencia, etc. Sin embargo, lo que más puntos suma a favor en el proceso de selección, es la capacidad que tiene una persona para resolver problemas y generar valor a la organización.

Los siguientes son algunos puntos que en mi experiencia pueden ayudar a mejorar tus posibilidades para causar una buena impresión al momento de una entrevista de trabajo y con ello obtener el empleo que buscas.

  • Sé puntual, y no llegues tarde a una entrevista culpando al tráfico u a otros – El dueño del reloj eres tú, si no eres capaz de administrar tu tiempo ahora imagina que impresión estás dando a tu interlocutor para poder administrar temas más complejos dentro de la empresa.
  • No copies tu CV– por mas tentador que resulte el copiar conceptos, ideas o logros de otro CV, esto no te llevarán muy lejos ya que durante la entrevista será evidente que no eres tú la persona que esta reflejada en el papel.  Puedes copiar formatos o estilos más no el contenido
  • No mientas – como entrevistador es relativamente sencillo identificar cuando una persona miente durante la entrevista y nada de esto tiene que ver con que mires al cielo al momento de responder o gires la mirada a tu lado derecho, con el simple hecho de profundizar en los “comos” el entrevistador se dará cuenta que la persona no tiene idea del como se lograron los resultados que pretende demostrar como propios.
  • No presentes un CV en un formato tan novedoso que solo tú lo entiendas – Tu información profesional debe mostrar tu experiencia a través de éxitos, logros y aportaciones de valor, de otra forma las gráficas, los colores, y los muñequitos vienen sobrando ya que no lograrán atrapar la atención de las personas que se encargan de reclutar lo cuales estarán buscando palabras claves dentro del texto que presentas.
  • No hables mal de tu última empresa y/o de tu jefe – Culpar a los demás de tus desdichas habla de tu falta de capacidad para resolver problemas de manera efectiva.  En caso que por alguna situación debas hacer algún comentario poco favorable a favor de la empresa o de tu jefe hazlo de manera tal que denote en ti la capacidad para solucionar situaciones adversas de forma exitosa tanto para ti como para tu equipo de trabajo.
  • No pierdas el foco de la pregunta – cada pregunta que se te hace tiene la intensión de sondear tus habilidades y capacidades para atender a situaciones y lograr resultados.  Evita a toda costa emitir respuestas largas que te distraigan del punto central de la pregunta, hablar mucho o dar respuestas extensas solo hacen sentir al entrevistador que no tienes las competencias que el puesto requiere.
  • Estudia tu CV – validar la información es una tarea que debe hacer cualquier entrevistador por lo tanto conceptos, proyectos, números, porcentajes, montos, etc. que des durante la entrevista tienen que coincidir con los mismos que están reflejados en el papel para dar una impresión de dominio y congruencia en la información
  • En caso que no domines otros idiomas además de tu lengua natal no lo pongas en tu CV, conceptos como por ejemplo lectura 70%, habla 50% y comprende 100% de cualquier otro idioma no hacen ningún sentido y solo hacen ver al candidato como tramposo.
  • Si por alguna razón no te será posible llegar a la hora señalada de tu entrevista, te sugiero que como mínimo avises con 8 horas de anticipación a tu entrevistador para programar una nueva cita.  El tiempo de cada persona es muy valioso, si haces esto le darás la oportunidad a la persona de reclutamiento para que se enfoque en otras actividades.

Te sugiero que cada entrevista de trabajo lo veas como una oportunidad para hablar bien de ti mismo y poderte vender, no lo tomes a la ligera y enfócate en causar tu mejor impresión.

Rodrigo Ochoa, Partner de Business Tools. Contáctame en [email protected]

Más columnas de Rodrigo Ochoa