La temporada de fiestas decembrinas ha llegado, entre ellas las dos de mayor relevancia: Navidad y Año nuevo, fechas estratégicas para retailers y marcas que buscan la forma de ganar y mantener la preferencia de los clientes. Para ello, la entrega de artículos promocionales es una manera eficaz de conseguir éste y otros objetivos.

En términos generales, los promocionales se pueden definir como aquellos productos que una compañía brinda a sus consumidores, a manera de agradecimiento por su lealtad, así como también artículos que se dan a prospectos para que, de este modo, haya no solo un interés por parte de esa persona en comprar sus productos o contratar sus servicios, sino también para favorecer la recordación de marca y crear incluso un vínculo emocional con él.

Este año, los bolígrafos, agendas y cilindros se mantuvieron como los más entregados por marcas en México; y ha sido la compra de productos la mecánica más frecuente, según los consumidores, para acceder a un promocional, de acuerdo con datos del Departamento de Investigación de InformaBTL.

Promocionales, ¿es conveniente darlos en diciembre?

En respuesta a la cuestión anterior, no solo es pertinente entregarlos en el último mes del año, sino hacer de estos artículos una parte esencial de las campañas creadas para la temporada decembrina.

Al ser este mes uno de los de mayor tráfico en punto de venta por ambas fechas antes mencionadas, sin olvidar las compras previstas para el Día de Reyes, es necesario que los promocionales tengan presencia en tiendas físicas. ¿Por qué hacerlo?

En primer lugar ayudan a elevar la intención de compra en esa misma visita, por lo que si un cliente no tenía contemplado hacerlo, al ver este tipo de artículos, se sentirá interesado en adquirirlo porque para él es un valor agregado o recompensa mejor su compra.

Mejorar la rotación de ciertos productos y categorías, propias de la época, también es un buen motivo para apoyarse en esta acción de marketing y agregar un artículo que se relacione no solo con el producto que promociona, sino también con la temporada.

Y tal como sucede en otras fechas del año, la conexión emocional que se puede generar en Navidad, Año Nuevo y Día de Reyes, a través de promocionales, representa un factor clave para implementarlos. Al tratarse de una temporada de dar regalos, si se dispone de los artículos correctos, que incrementen la cercanía con la marca y vayan impregnados de elementos que remitan a estas fechas, la intención de compra será mayor.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL