Una de las tendencias que ha definido al consumidor a nivel global es su exigencia de une mejor calidad en los productos que consume. Un factor que ha obligado a las marcas a diseñar productos más eficientes respecto al valor que espera recibir el consumidor por su dinero.

Desde nutrientes “más sanos” hasta nuevas presentaciones del producto son algunos de los cambios que las marcas involucradas en la industria de alimentos y bebidas han tenido que realizar, dando un “golpe de timón” para lograr que la oferta se adecue a las demandas del presenta el mercado. 

La firma Euromonitor International en su reporte Las 10 principales tendencias globales de consumo para 2019, muestra que el consumidor es más selectivo a la hora de realizar sus compras. Esto es un aspecto que hace notar aún más la presencia de un “consumidor consciente”, es decir, que entiende sus necesidades y las busca en los productos, más allá de los beneficios o valores que las marcas puedan comunicar a través de campañas de marketing. 

Una de las marcas que no logró conectar con el consumidor y preservar su permanencia en el mercado de las bebidas vegetales en España es Ades, un firma de CocaCola, que recién anunció que dejará de vender la marca Ades. La producción se debuto en España, sin embargo, el producto seguirá en el mercado hasta que se acaben las existencias actuales. La marca señala que el cese es temporal hasta que se encuentre el producto óptimo para el consumidor.

La industria de las bebidas es clave en el mercado español. Datos de Statista señalan que las marcas de de bebidas cuentan con el 17.85 por ciento del mercado de alimentos y bebidas. Siendo uno de los sectores con mayor liderazgo en la industria, cabe señalar que la industria láctea cuenta con una participación del 5.64 por ciento, y la industria pesquera (2.1 por ciento), por mencionar algunos.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL