En el marco del Día Internacional Contra el Cambio Climático que se conmemora el 24 de octubre con el objetivo de movilizar y sensibilizar a los actores políticos, el gremio empresarial y la sociedad en general, es importante destacar las acciones que realiza cada jugador en la contienda para combatir el desgaste ambiental.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, durante los últimos cinco años (2013-2018), México ha reducido 70 millones de toneladas de emisiones CO2 y es el país con mayor inversión en energías limpias (más del 500 por ciento). Lo anterior, se relaciona con la implementación de leyes y reglamentos como la Ley General de Cambio Climático y el Registro Nacional de Emisiones.

Las acciones para mitigar el cambio climático se deben realizar mediante un mecanismo de tres engranes donde la sociedad contribuya al desarrollo sostenible, las empresas desempeñen acciones favorables y el gobierno regule y promueva las tecnologías verdes.

En línea con el compromiso de las empresas, este 2018 Coca-Cola presentó a nivel global la meta “Mundo sin residuos”, la cual tiene como objetivo recolectar y reciclar el equivalente al 100 por ciento de sus envases vendidos para 2030, además de impulsar que para este mismo año en promedio el 50 por ciento de sus envases sean fabricados con materiales reciclados. Por su parte, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) ha reforzado sus acciones para contribuir en el país en este ámbito.

Actualmente, la IMCC es el principal reciclador de PET de grado alimenticio en México, gracias a su capacidad para procesar más de 85 mil toneladas de este material en sus plantas: PetStar e IMER. Siendo fieles a su compromiso durante 2018 presentó Ciel Botella Azul, un envase hecho 100 por ciento de otras botellas. Este lanzamiento responde a su filosofía de Economía Circular, que consiste en diseñar envases que regresen nuevamente a ser una botella.

Nissan reafirma su compromiso con la optimización de sus procesos para que sean más amigables con el medio ambiente y ayuden a crecer un mundo libre de emisiones y accidentes. Al respecto su planta en Aguascalientes se ha convertido en un referente a nivel mundial por sus prácticas sostenibles, logrando el hito de un millón de vehículos ensamblados gracias al abastecimiento de energía limpia y la reducción del 100 por ciento de sus desechos de manufactura.

Mabe basa sus procesos en ecotecnias, herramientas de desarrollo sustentable que promueve los modelos de desarrollo holístico y sinérgico, para lograr la producción de refrigeradores libres de hidroclorofluorocarbonos, y así, eliminar más de 800 mil toneladas de CO2, en paralelo con la reducción del 30 por ciento de energía en la fabricación de electrodomésticos.

El cambio climático es uno de los tópicos de mayor importancia en las reuniones y foros internacionales, es por eso que cada persona, empresa y nivel de gobierno debe asumir el rol que le corresponde como forjador de un mejor futuro.

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL