La creación de campañas BTL, así como la manera en cómo se hace la comunicación, han tenido grandes transformaciones, que buscan alejarse de los intrusivo, y en su lugar ser relevantes. Y gran parte de esto se ha logrado gracias al contenido y el desarrollo de acciones de content marketing.

Líderes de marcas de diversas industrias coinciden en que el contenido en cada estrategia de marketing y promoción es el que actualmente rige no solo para ganar reconocimiento de la compañía, sino también para crear relaciones más duraderas con el consumidor, y crear lazos emocionales que les permitan ser sus marcas favoritas.

De acuerdo con cifras de PQ Media, los ingresos por servicios de content marketing esperados para el siguiente año, podrían ascender a 50 mil millones de dólares. Blogs, Videos y Whitepapers, son tres de los formatos más creados en este tipo de marketing interactivo, según señala Statista.

KPI’s básicos

Para hacer de este tipo de marketing BTL el verdadero rey de las campañas y estrategias de promoción, y sobre todo, que realmente beneficie a las empresas que hacen uso de él, es precio que cada una de ellas defina ciertos objetivos o KPI’s que les ayude a saber qué persiguen con una acción de content marketing y saber si realmente es la forma de llegar a ellos.

Incrementar el reconocimiento de marca es uno de ellos. Para esto, se sugiere integrar ebooks, videos e impulsar la conversación en redes sociales, así como el número de veces que ha sido compartido.

 

Generar tráfico hacia cierta página es otro KPI básico. Aquí lo que se debe monitorear es la cantidad de visitas a blogs, sitios web oficiales, landing pages, entre otras, número de lectores mensuales, tiempo de interacción y conversación generada.

Para crear tráfico y generar leads, es necesario que la marca implemente acciones como el llenado de formularios por parte del usuario, al momento de querer acceder a cierto contenido. Aquí, la medición de la tasa d conversión de un landing page es una opción.

Convertir al usuario en comprador es otro KPI importante; para ello se pueden usar estrategias de retargeting y formatos como infografías.

Y finalmente, provocar la retención, al igual que la recompra, debe ser otro objetivo básico en toda estrategia de content marketing. Para esto se debe continuar con la creación de contenido educativo, relevante y que les permita estar informados sobre lo que sucede con la marca en cuestión. Aquí la medición de tasa de deserción, recompra y compradores que consumen dos o más veces el contenido es clave.