Especialistas en marketing y BTL, líderes de marca y hasta festivales internacionales saben que el storytelling es ya una tendencia a nivel mundial.

Y es que gracias a su estrategia de contar una historia mediante personajes que conectan con el target y las emociones que despierta en el espectador, son algunos ingredientes para que el storytelling sea una de las maneras más atinadas y eficaces de generar empatía con el consumidor, reforzar el branding y hacer que la gente recuerde tu marca.

Para llevar a cabo el correcto diseño de dicha estrategia, es necesario basar la historia en 10 puntos clave:

  1. Antes de crear, conoce a tu consumidor.
  2. Define objetivos y emociones a transmitir.
  3. Opta por lo sencillo.
  4. Elige buenos personajes.
  5. Crea ambientes en los que se identifique el público.
  6. Sé detallista.
  7. Alienta la imaginación.
  8. Motiva una acción.
  9. Aprovecha las plataformas digitales.
  10. Diversidad de formatos.

Preguntas clave para que tu historia sea recordada

Desarrollar la estrategia y definir los medios para transmitirla no necesariamente es la labor más complicada. En la mayoría de los casos es el propio tema y las emociones a transmitir lo que puede llevar más tiempo y que es necesario precisar con atención. Por ello a continuación sugerimos 5 preguntas para hacer de tu storytelling una historia efectiva.

  1. ¿Qué historia quiero contar?: implica delimitar el tema, el cual ha de estar basado en la pertinencia del mismo, cómo será recibido por el consumidor y sin en verdad beneficiará al branding y conexión emocional con la marca.
  2. ¿Las emociones que quiero transmitir y despertar son las adecuadas?: la empresa debe seleccionar emociones que desea transmitir, así como las que quiere que el público sienta, algo que de lograrse contribuirá en su éxito.
  3. ¿Son adecuados el escenario e identidad de los personajes?: además de las emociones es necesario que se cuide el contexto bajo el cual se desarrollará la historia para que, en conjunto con los personajes y emociones, se genere una historia que atraiga y permita reflexionar.
  4. ¿Genera algún conflicto, tensión o reflexión?: es pertinente porque toda historia debe llevar un clímax para que el target se enganche y se adentre en la historia, lo haga reflexionar e incluso tome partido por algún personaje o situación.
  5. ¿Lo mostrado refleja los valores e identidad de la marca?: al ser una estrategia que busca reforzar el branding, crear un lazo emocional con el cliente y poner la marca en la mente del consumidor, la historia debe tener elementos suficientes para que el cliente pueda relacionar la trama, personajes, escenario y mensaje con la marca, sus valores e identidad, para que así realmente contribuya a su branding.