Para lograr grandes estrategias Below The Line se requiere más que una lista de actividades por hacer en un determinado momento. No existe una marca que haya logrado un impacto notorio en sus consumidores a través de una activación, evento o cualquier acción BTL que previamente no haya trabajado en la construcción de una marca.

En México, algunas marcas edifican su valor paso a paso. Sin embargo, hay quienes dan verdaderos saltos cuánticos. Sin embargo, ¿qué han hecho para obtener una total consideración por el público? Gracias a un reporte realizado por Kantar España, podemos comenzar a descubrir algunas claves.

Según el reporte, las marcas más valiosas comparten algunos de los siguientes factores que contribuyen a su valor: propósito, innovación, comunicación, experiencia de marca y vínculo emocional. A continuación, te explicamos por qué:

Propósito

De acuerdo con Kantar, el propósito debe ser uno de los principales objetivos a alcanzar por una marca. Por ejemplo, mejorar la vida de las personas, ofrecer un producto más saludable, etc. Lo importante es tener un propósito fuerte e importante.

Innovación

La innovación, por su parte, debe mejorar la competitividad de una marca. Por tanto, aprovechar las tendencias digitales y ponerlas en práctica supone desarrollar productos o servicios cada vez mejores y novedosos.

Comunicación

Sin campañas que muestren claramente sus ventajas respecto a la competencia. Difícilmente una marca podrá dejar una marca en los consumidores.

Experiencia

Hoy en día las experiencias deben estar en cualquier momento que un cliente decide interactuar con una marca. Según el estudio de Kantar, las marcas más valiosas ofrecen las mejores experiencias. Cabe señalar que, entre las 100 marcas globales más valiosas, las más destacadas han registrado un crecimiento del valor del 188 por ciento en 12 años.

Vinculo emocional

Finalmente, es importante señalar que más allá de las estrategias que se utilicen uno de los principales objetivos es crear un vínculo emocional con el consumidores. Evidentemente, es un reto para todas las marcas, pero gracias al propósito, la experiencia y la innovación este último punto se puede cumplir.