Los supermercados son retailers que viven de sus consumidores, por ello, deben crear estrategias para que estos pasen más tiempo en sus inmuebles. Entre más tiempo pase un shopper en un retailer, aumenta su ticket promedio.

Dichos entes de ventas, son unos expertos en el uso del marketing y en la aplicación de las nuevas tecnologías y de los nuevos descubrimientos para potenciar sus ganancias. Sin embargo, también se valen de mañas o trucos para que sus clientes caigan en la tentación de comprar artículos innecesarios. A continuación te decimos tres secretos de los supermercados para aumentar sus ventas:

Cajas seductoras

Cuántas veces no ha pasado que llegamos al área de cajas ya con todos los artículos de la despensa y al tener que esperar mucho tiempo en lo que la fila avanza se antoja un chocolate, una revista, un refresco, es decir los supermercados ponen esos productos porque saben que de alguna u otra forma siempre se terminan comprando.

Ocultar productos

No es casualidad que artículos de primera necesidad estén casi al final del inmueble y eso lo hacen para que los clientes tengan que atravesar por otros pasillos y tal vez en su recorrido hacia la leche se les pegue un cuaderno, un libro o una pijama.

Incluso productos como los huevos están escondidos de tal forma que tienes que recorrer todo el supermercado para poder encontrarlos.

Ofertas engañosas

Nadie o casi nadie puede resistirse a las ofertas y más si son de productos que normalmente están caros, por ejemplo, tres pastas de dientes por el precio de dos, pero en algunas ocasiones resulta que esas pastas son de marca propia o de menor cantidad.